“Amenazas creíbles” de bombas a bordo fueron el motivo por el cual dos vuelos tuvieron que ser escoltados por aviones de combate NORAD en Estados Unidos.

Las aeronaves –una de Delta Airlines y otra de Southwest Airlines—aterrizaron esta tarde en el Aeropuerto Internacional Hartsfield Jackson, de Atlanta.

De acuerdo a medios locales, se trata del vielo 1156 de Delta Airlines, que despegó de Portland, Oregon, y del vuelo 2492 de Southwest Airlines, que despegó de Milwaukee, Wisconsin.

Antes de que se les permita salir del aeropuerto, el FBI se encargará de interrogar y registrar a los pasajeros.

De acuerdo a lo que informa Daily Mail, un portavoz de Southwest Airlines dijo que al menos su aeronave fue llevada a una zona remota del aeropuerto, y declinó por el momento comentar nada sobre la situación de seguridad.