Cuba y Estados Unidos identificaron la víspera áreas en las que existen potencialidades para establecer o ampliar la cooperación bilateral, como el enfrentamiento al narcotráfico, al terrorismo y a las epidemias.

Al respecto, Cuba propuso a Estados Unidos sostener un encuentro para definir las modalidades de cooperación con vistas a enfrentar de manera efectiva y eficaz el virus del ébola, indica un comunicado de prensa de la delegación cubana a las conversaciones sobre temas bilaterales y de cooperación con Washington, efectuadas en el capitalino Palacio de las Convenciones.

Precisa que las delegaciones de ambos países a este intercambio pasaron revista al estado de la cooperación en varios temas, como la seguridad aérea y de la aviación, y la respuesta a derrames de hidrocarburos.

La delegación cubana reiteró la disposición de sus autoridades a desarrollar intercambios con sus contrapartes estadounidenses sobre monitoreo sísmico, áreas marinas protegidas e hidrografía, así como a participar en investigaciones conjuntas sobre especies marinas, apunta el texto.

Además, prosigue, Cuba propuso establecer cooperación científica en un grupo de áreas como la protección del medio ambiente, la mitigación de los efectos del cambio climático y la prevención de desastres naturales.

Los representantes cubanos -refiere- trasladaron también la disposición de Cuba a discutir la delimitación de la Zona Oriental en el Golfo de México y se interesaron por los próximos pasos para la implementación de un Plan Piloto para establecer el servicio de correo postal entre los dos países.

"Al abordar temas en los que ambos países tienen diferentes concepciones, la delegación cubana expresó serias preocupaciones por la garantía y protección de los derechos humanos en Estados Unidos", sostiene el comunicado.

Asimismo, señala, Cuba enfatizó la persistente ilegalidad de las detenciones en la Base Naval de Guantánamo y los reconocidos actos de tortura que allí se cometen contra los prisioneros.

También, la brutalidad y el abuso policial, cada vez más alarmantes, como en los hechos ocurridos recientemente en Ferguson y Nueva York, que evidencian el incremento del racismo y la discriminación racial en Estados Unidos, sostiene el documento.

De igual forma, Cuba recordó a su contraparte el patrón racial diferenciado en la ejecución de la pena de muerte en ese país, que se aplica en su mayoría a afroamericanos, latinos, integrantes de otras minorías, enfermos y menores.

La delegación cubana manifestó también preocupación por la desigualdad salarial en Estados Unidos, donde las mujeres perciben 25 por ciento menos salario que los hombres por igual trabajo, así como por el trabajo infantil y las limitaciones al ejercicio de las libertades sindicales y de negociación colectiva, entre otras situaciones.

Al respecto, "la parte cubana propuso sostener un diálogo respetuoso y sobre bases de reciprocidad acerca de esta materia en el futuro, a partir de las experiencias positivas alcanzadas en Cuba en el disfrute de los derechios humanos y de nuestra contribución a la mejoría de estos derechos en muchos países del mundo", afirma el comunicado de prensa.