Empezar una nueva vida en condiciones de seguridad y con el debido acompañamiento del Gobierno Sandinista, es lo que están haciendo 125 familias, que este viernes fueron trasladadas por la Defensa Civil y la Alcaldía de Managua desde el albergue Arlen Siu de Portezuelo hacia Ciudad Belén.

Ciudad Belén es una moderna urbanización construida con el apoyo del Gobierno de Taiwán, hacia donde están siendo trasladadas todas aquellas familias afectadas por el temporal que afectó el país en el 2014, así como también aquellas cuyas viviendas estaban en serio peligro de colapsar luego de los fuertes sismos del mes de abril de ese mismo año.

Las viviendas levantadas en esta urbanización cuentan con condiciones muy dignas, a diferencia del extremo entorno de pobreza donde les tocó vivir a estas familias por décadas producto de políticas gubernamentales que dejaban en desamparo a los nicaragüenses más pobres.

Es importante destacar que la gran mayoría de las 125 familias trasladadas este viernes hacia Ciudad Belén, vivieron hasta octubre del 2014 en el Barrio 18 de Mayo, el cual fuera evacuado de manera urgente luego que las lluvias provocaran el derrumbe de un muro que se saldó con la vida de varias personas.

Al ver sus nuevas viviendas, lo que reinó en la urbanización fue la alegría y las esperanzas realizadas de mujeres, hombres y niños quienes luego de tantas calamidades hoy están viendo que un futuro mejor sí es posible.

“Esta es una nueva vida para mis dos hijos, mi marido y para mí”, expresa Reyna Carolina Mendoza, de 27 años, quien junto a su marido y un bebé (el menor de sus hijos) recorre la casa con la que había soñado siempre.

Su marido José Luis Aguilar, 34 años, explica que el bebé que tiene en manos cumplió apenas tres meses de vida y por tanto nació mientras la familia se encontraba en el albergue de Portezuelo.

Aguilar manifiesta que habitar este nuevo hogar es un privilegio para ellos, ya que les da la posibilidad de seguir adelante como familia.

La señora Martha Dalila Orozco y su familia fueron otros de los damnificados del 18 de Mayo que ahora viven en condiciones más seguras. Destaca que al abrir la puerta de su nueva casa no pudo sentir más que felicidad al saber que el gobierno les ha cumplido doblemente, pues no solo les socorrió al momento de la tragedia sino también con la entrega de un hogar digno.

“Después de pasar tantas cosas, los problemas, las lluvias, hoy nos sentimos muy alegres”, afirma Orozco.

Estas familias recibieron sus viviendas con camas, cocina, tanque de gas, sillas y mesas, es decir, con las condiciones básicas para que no inicien de cero.

De acuerdo al Secretario General de la Alcaldía, Fidel Moreno, con el traslado de estas 125 familias, ya son 921 las que habitan en Ciudad Belén. Sin embargo, subraya que el Gobierno continúa trabajando en la construcción de más viviendas para albergar en esa localidad a un total de 1 mil 700 familias.