En medio de la variabilidad climática que rige el mundo actual, especialistas de Australia redujeron las probabilidades de desarrollo del fenómeno de El Niño, considerando la reducción de la temperatura en el Océano Pacífico.

Según el Buro Australiano de Meteorología, institución encargada del tema, se ha registrado en las últimas semanas una disminución de aproximadamente medio grado en la temperaturas del Pacífico, lo que podría indicar un posible retorno a condiciones neutras respecto al fenómeno.

Estas condiciones neutras se consideran, según esta oficina, como el escenario más probable, lo que podría indicar que la amenaza probable de un fenómeno El Niño ha desaparecido.

Anteriormente, esta oficina había calculado en un 70 por ciento las probabilidades de que El Niño se estableciera para los primeros meses de este año, pero los nuevos indicadores obligaron a cambiar esta predicción.

El INETER, por su parte, ha tomado nota de estos análisis, pero se mantiene a la espera de mayor información que permita realizar una predicción más precisa de las condiciones de lluvias para este año.