Este 19 y 20 de enero se desarrollaron en la Ciudad de Diriamba las actividades principales en honor al Patrono de los Diriambinos: San Sebastián Mártir; quien, como todos los años es agasajado por miles de devotos que llegan a visitarlo en estos días para pagarle promesas por favores recibidos y participar de sus Fiestas Patronales, conocidas como una de las mejores de toda Nicaragua debido al gran derroche folklórico que se pone de manifiesto en honor a este gran Santo.

El 19 de enero se llevó a cabo el tradicional Tope de los Santos en el Municipio de Dolores, pasado ya el medio día. Las imágenes de Santiago Apóstol, Patrono de Jinotepe y San Marcos Evangelista, Patrono de la ciudad del mismo nombre se toparon con el anfitrión: San Sebastián Mártir, Patrono de la Ciudad de Diriamba.

También participaron, como se hace desde algunos años, las imágenes de San Antonio de Padua, Co-Patrono de Jinotepe y San Caralampio, Co-Patrono de Diriamba. Entre vivas, aplausos, gritos, música y el sonido ensordecedor de bocinas, campanas y pólvora, las imágenes fueron “bailadas” por sus Cabildos para manifestar la alegría de participar en estas Festividades religiosas; luego fueron saludando uno a uno a la Virgen María, representada en la Imagen de la Virgen de Dolores, Patrona del lugar donde se realizó el Tope.

Luego del tradicional encuentro, que tiene más de tres siglos de existencia, los “Patrones” fueron dirigidos en hombros de los promesantes bajo el sol de la tarde hacia la ciudad de Diriamba para participar de los días de Fiesta en honor a San Sebastián. En el recorrido, que duró toda la tarde el derroche de alegría, folklore, tradición y fe no se hizo esperar. Entrada la noche, las imágenes fueron recibidas en la Basílica Menor de San Sebastián para prepararse al día principal, el 20 de enero.

Las personas que participaron también pudieron deleitarse con los juegos pirotécnicos y con una Fiesta Popular organizada por la Alcaldía del Poder Ciudadano en la tarima principal del Parque Central.

20 de enero: El día de San Sebastián

El ir y venir de promesantes, turistas, devotos y feligreses fue notorio desde las primeras horas de la mañana en los alrededores y a lo interno de la Basílica de este martes 20 de enero, día en que la Iglesia Católica celebra al Mártir San Sebastián. El Arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes presidió una Solemne Eucaristía acompañado de un buen número de Sacerdotes ante un templo que rebasó su capacidad, por lo que muchos creyentes tuvieron que conformarse con escuchar la Homilía desde las afueras del templo.

El prelado destacó la importancia de la piedad popular y el amor que le tienen los devotos a este gran Santo: “La piedad popular es un gran tesoro dentro de nuestra Iglesia, todo el folklore, la fe y las manifestaciones culturales que se desarrollan en nuestras Fiestas Patronales son una muestra clara del amor que le tenemos a Jesucristo en la persona de los Santos; particularmente aquí en Diriamba donde celebramos con alegría a San Sebastián, este gran Mártir que ofrendó su vida por el evangelio, por el amor a Jesucristo y a su palabra”, señaló.

Luego de la Eucaristía, las imágenes salieron en un mar de creyentes en la tradicional procesión que se desarrolla cada 20 de enero, donde se recorren las principales calles de Diriamba. Las muestras de amor a “Guachan”, como lo llaman cariñosamente sus devotos no se hicieron esperar.

“Yo vine hoy de Costa Rica, siempre hago todo lo posible por participar de las fiestas de mi pueblo, de aquí de Diriamba, soy muy devota de mi Guachán, él me ha librado de muchos males, gracias a su intercesión yo tengo mi trabajo por eso le pago promesa cada año y le pongo una toalla en sus pies como muestra del amor que le tengo”, dijo la señora Consuelo del Rosario Narváez, mientras caminaba de rodillas para dirigirse a la venerada imagen.

“San Sebastián es el gran protector de la ciudad de Diriamba, es quien intercede ante el Señor para que en este pedacito de tierra reine la paz, la armonía y el amor a Dios. Yo soy católico y siempre pido la intercesión de este gran hombre para que nos mantenga con bien y con salud, yo tuve una larga enfermedad, pedí su intercesión y él me libró y aquí estoy para gloria de Dios y honra de San Sebastián, subrayó el joven Juan Carlos Mendieta, mientras cargaba en su hombros a la venerada imagen en la procesión.

En el recorrido, los bailes tradicionales abrían paso entre la multitud para el paso de las veneradas imágenes, entre las cuales destacaba en el centro la imagen de San Sebastián. El Toro Huaco, el Gueguense, el Gigante, el Viejo y la Vieja, las Inditas, entre otros destacaban entre los participantes debido a su colorido, danzas y música.

Al llegar a la enramada del Mayordomo, la procesión realizó una para táctica, donde se repartió el tradicional picadillo, plato típico de Diriamba a todos los participantes. En el transcurso de la Procesión, los promesantes fueron recibiendo bebidas y comidas tradicionales que repartían los devotos como muestra de amor a San Sebastián

“Esta comida que dan aquí en Diriamba es muy rica porque es diferente al guiso o al indio viejo, yo soy de Managua pero siempre vengo en enero a participar de estas Fiestas porque me gustan, me encanta este colorido, toda la cultura, la tradición y el amor que tiene esta gente a su Santo”, explicó la señora Ángela Alvarado,, mientras degustaba el plato típico diriambino.

Después de las ocho de la noche la Procesión retornó al Templo principal de Diriamba, donde las imágenes fueron recibidas con mucha alegría y devoción. Luego, el pueblo diriambino y los turistas nacionales y extranjeros pudieron deleitarse con la majestuosa presentación del Ballet Folklórico Nicaragüense del Maestro Ronald Abud Vivas, quien año con año, cada 20 de enero realiza este homenaje público a San Sebastián.

“Me siento feliz de realizar esta presentación año con año aquí con mi pueblo, con todos los diriambinos. Estos es parte del esfuerzo del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional a través de la Alcaldía Municipal del Poder Ciudadano, quienes a través de los impuestos restituyen el derecho a un momento ameno, sano, cultural y de distracción a nuestro pueblo”, indicó Abud Vivas.

Las Fiestas Patronales de Diriamba, aún no finalizan, continúan con presentaciones culturales y artísticas en la tarima del Parque Central. Dentro de ocho días se realizarán las Festividades de Octava, donde las imágenes también salen en Procesión recorriendo otros barrios y sectores de la cuna del Güegüense.