El papa Francisco rechazó hoy la vinculación entre pobreza y el incremento de los miembros de una familia, mientras responsabilizó de ese problema a un sistema económico basado en glorificación del dinero.

El sistema económico de mercado, que lleva a la gente a guiarse por el dios del dinero, causa la pobreza y no las familias numerosas, consideró el Sumo Pontífice al intervenir en su audiencia de cada miércoles en el Aula Pablo VI del palacio apostólico.

Se trata de un sistema económico excluyente, el cual desplaza a ancianos y jóvenes, así como aparta a las personas, denunció el Obispo de Roma, citado por Radio Vaticano.

En la misma audiencia, el Santo Padre negó que la religión pueda ser empleada para justificar guerras, al referirse a las víctimas por protestas en Niger contra la publicación de una caricatura del profeta Mahoma en el semanario satírico francés Charlie Hebdo.

Al menos 15 personas murieron en los disturbios y choques entre manifestantes y la policía en Niamey, la capital nigerina, y en la ciudad de Zindar, durante los cuales fueron quemadas o dañadas decenas de iglesias e instituciones estatales.

Francisco invocó al don humano de la reconciliación y la paz y llamó a rezar por las víctimas de la violencia en el estado africano.