Con mucha devoción participaron miles de feligreses en la procesión en honor a San Sebastián en el municipio de Acoyapa, Chontales. Las calles de la municipalidad se vieron desbordadas por centenares de promesantes devotos del santo patrono de todos los y las acoyapinos.

“Hermanos, en el nombre de San Sebastián hay que unirnos en un solo corazón, practiquemos nuestros valores cristianos, busquemos la paz siempre y profundicemos valores de amor en toda la familia, desde el niño en nuestro hogar, porque esa es la primera escuela de todos, nuestro hogar. Nuestro pueblo es cristiano y así vamos avanzando en la construcción de una mejor forma de vida para todos, trabajemos para que este sea un pueblo más justo, recordemos, hermanos feligreses, que el derecho termina donde comienza el del otro. Los invito a que siempre trabajemos por la paz y por la unidad familiar”, comentó Monseñor Sócrates René Sándigo.

Carmen Fernández, promesante proveniente de San Carlos, expresó: “Año con año participo de estas fiestas, le debo mucho a San Sebastián, él sano a mi hija de una enfermedad mortal y mi hija y yo venimos anualmente a rendirle tributo al santo”.

“Feliz por estar participando una vez más en este desborde de amor y devoción, mi familia y yo somos creyentes y anualmente venimos a participar de la feligresía cristiana, mis padres me inculcaron valores cristianos y eso trato de inculcares a mis hijos” dijo la señora Carla Palacios de Juigalpa, Chontales.

La fe y el amor mueve montañas, la esperanza de un mundo mejor motiva y unifica a nuestro pueblo en valores cristianos que expresan solidaridad, justicia social y sobre todo paz en la Nicaragua nuestra, en la patria linda, bendita y buena de todos los nicaragüenses.