En ese sitio se ocuparon 80 barriles de plástico color azul, conteniendo productos químicos, un rifle 22 y un fusil BZ.

La Comisionada General Glenda Zavala, directora de Auxilio Judicial Nacional, informó que además de ese allanamiento se registraron otros ocho más en diferentes puntos de Managua.

Entre los puntos allanados por la Policía mencionó una vivienda en el Barrio Los Ángeles, del Banpro de Ciudad Jardín cuatro cuadras al norte, contiguo a la Casa Cross, donde ocuparon dos tanques de almacenamiento de químicos con capacidades de 200 galones y 150 galones.

La Comisionada Zavala identificó al mexicano detenido como Roberto González Almeira, alias Marcos Araiz, y a los nicaragüenses Roberto Guadalupe Rocha Pérez, Héctor Ricardo González Padilla; Blanca Argentina Guerrero Medrano; Marta Leticia Guerrero Medrano; Felipe Eulogio Araica Fonseca y Erick Obando Reyes.

La jefa policial añadió que están investigando y aún no han detenido a los sospechosos Raúl González Padilla, quien también es mexicano; Henry Rafael Cisneros, dueño de propiedad de Villa Motastepe; Axel Roberto Reyes Vanegas, alias Pinky; Daniel Enrique Chávez Ruiz; David Augusto Chávez Ruiz y Alvin Darce, este último está siendo investigado y es el dueño de la empresa donde se estaban construyendo los tanques de almacenamiento.

Zavala explicó que los detenidos pertenecen a una organización delincuencial integrada por mexicanos y nicaragüenses.

Esa agrupación ha intentado introducir materia prima y productos químicos para  la elaboración de droga sintética.

Indicó que intentaron introducir este producto al país, pero por un trabajo de los órganos de información de la Policía Nacional en coordinación con la Aduana, el Minsa y la  Fuerza Naval del Ejército se logró desviar la embarcación, por lo que fue ocupado parte de este producto en El Salvador.

Las investigaciones posteriores de la Policía nicaragüense revelaron que parte de ese producto había sido introducido a territorio nicaragüense y se logró detectar los lugares donde estaba oculto.

“Ubicamos los domicilios de los integrantes el día de hoy, ejecutamos el plan Embrión, realizamos nueve allanamientos, detuvimos a siete personas, investigamos a seis personas más sin detener”, recalcó Zavala.

El Comisionado Arsenio López, Jefe de Criminalística Especial explicó que las sustancias incautadas en Villa Motastepe son altamente tóxicas y hasta explosivas, por lo que se puso en riesgo las vidas de las personas que habitan en las cercanías del buzón de químicos.

El jefe de criminalística destacó que ese quiebre fue posible por la colaboración de la ciudadanía que informó a la Policía del movimiento sospechoso de personas, vehículos y los barriles en el sector del allanamiento.

El caso continúa siendo investigado y será judicializado en las próximas horas, confirmó la Comisionada General Glenda Zavala.