Con mucha alegría y colorido Diriamba celebró a su patrono San Sebastián, con el tradicional Tope de los Santos, donde se manifiesta el fervor, la tradición y la cultura del pueblo nicaragüense armonizada con su religiosidad.

Como todos los años, miles de devotos de San Sebastián, se dieron cita en Diriamba para participar en el Tope de los Santos, el que inicia con una larga procesión entre los municipios de Diriamba y Dolores, en el departamento de Carazo.

La tradición se renovó cuando los bailantes enmascarados que visten engalanados trajes y usan sombreros con plumas, entraron al templo de San Sebastián para saludar al patrono de los diriambinos.

La venerada imagen de San Sebastián salió del templo con el repicar de las campanas y el estallido de pólvora. En las afueras, dio inicio una de las procesiones con más historia del país.

Unos 80 bailantes abrían paso entre la multitud para que la imagen de San Sebastián pasara por las calles ligeramente ornamentadas. Además le acompañaron decenas de grupos folklóricos que homenajearon al santo con sus canciones y bailes, acompañados de tambores y marimbas.

Bajo el sol de medio día, San Sebastián se topó con San Caralampio, San Antonio, Santiago, San Marcos y la Virgen María, en las afueras del templo del municipio de Dolores. Durante el encuentro la multitud aplaudió y gritó vivas a los santos patronos del departamento Carazo.

Sebastián Mendieta, Mayordomo de las festividades de San Sebastián, presentó la Reliquia de San Sebastián, para su veneración por parte de los devotos.

“Esta reliquia es parte de lo que fue el martirio de San Sebastián. Es un pedacito de hueso que está dentro del relicario. La gente viene con mucha devoción a venerarla, porque es parte de lo que representó y lo que hizo San Sebastián en aquellos tiempos, en su lucha por la defensa de los cristianos, en su lucha por la defensa de los pobres y creyentes en el Señor”, comentó.

Por su parte de las familias diriambinas expresaron que San Sebastián es un patrono muy milagroso y por esa razón miles se convocan para pagarle promesas por favores recibidos.

Renaldi González, quien lleva años asistiendo a las celebraciones, dijo que lo primero que le piden a San Sebastián es salud y que mantenga la Paz en el país.

“San Sebastián es muy milagroso, por eso la gente paga promesas por milagros recibidos, muchos que venimos somos promesantes. Yo nací en Diriamba y desde que tengo uso de razón vengo a la celebración”, agregó.

Marina Sánchez, es otra devota de San Sebastián que también pidió salud y fortaleza. Mario García, quien es parte de los bailantes, dice que la misión de ellos es acompañar a San Sebastián a donde quiera que vaya, con ello muchos pagan promesas por favores recibidos.

Rolando Navarrete, otro bailante con más años de participar en la fiesta, dijo que ellos son los caballeros custodios de San Sebastián y tienen como objetivo abrir camino para que el Santo pase en su recorrido hacia Dolores, donde se encuentra con San Marcos, Santiago, San Caralampio, San Antonio y la Virgen María.

Otros devotos y promesantes como Vilma Lacayo, destacaron que la celebración de San Sebastián es muy alegre y llena de fervor. “Nosotros pedimos que seamos buenos creyentes, buenos ciudadanos y que nos portemos bien para que Dios nos de salud, fortaleza y bienestar”, indicó.