Hoy se celebra el Día de Martin Luther King Jr. en Estados Unidos, aquel hombre que fue el principal militante de la no violencia en el movimiento de derechos civiles, protestando con éxito contra la discriminación racial en la legislación federal y estatal.

¿Quién no recuerda su memorable "Yo tengo un sueño"?

Esta frase sigue más despierta que nunca, pero conoce a continuación otros mensajes del líder afroamericano que sostenían su lucha por la inclusión racial y la justicia laboral, entre otros derechos civiles.

Tiempo de romper el silencio: fue un discurso que Martin Luther King Jr. dio el 4 de abril de 1967. La importancia de este controversial mensaje, el cual algunos de sus asesores le dijeron que no diera, se debió a que King rechazó abiertamente la guerra de Vietnam, cuando muchos estadounidenses aún la apoyaban. Con este discurso, el activista provocó que el presidente, Lyndon Johnson, dejara de hablarle. Fue atacado por varios medios, pero también por defensores de los derechos civiles.

Nuestro Dios está en marcha, ofrecido el 25 de mayo de 1965, en Montgomery, Alabama también revolucionó a la nación. King elogió al clero de blancos y laicos de los diferentes credos que viajaron a Selma para enfrentar el peligro de las protestas de los afroamericanos. La segregación está en su lecho de muerte, dijo King en aquella ocasión. Finalizando con un Aleluya. Este discurso en las escalinatas del capitolio de Montgomery, Alabama, fue crucial, pues fue un llamado de unión en medio de uno de los momentos más violentos de la lucha en contra de la segregación, que había dejado tres activistas muertos.

"El sueño americano", es otro de los discursos de Martin Luther King Jr. que dejó huellas. Tuvo lugar en el templo Bautista de Atlanta, el 4 de julio de 1965. Dos años antes King había pronunciado su discurso más famoso, "Yo tengo un sueño". Pero el líder afroamericano de los derechos civiles confesó mediante este discurso que su sueño se había convertido en pesadilla. Aquí King se cuestionó qué es un sueldo digno para los trabajadores, si la inequidad salarial era una injusticia racial y cuáles eran los retos para preservar una democracia multicultural.

El mismo año de "I Have a Dream" Martin Luther King Jr. pronunció el discurso Elogio Mock. Se trató de un momento sombrío a comienzos de la lucha civil en donde King hizo un llamado para que se unieran a su movimiento, advirtiendo que algunos podrían no regresar con vida. Pero a fin de cuentas lo que King quería con esta valiente lucha era negociar con los blancos para que entendieran el sentido de la igualdad.

Su Carta a Coretta en 1952 también fue muy famosa. Se trató de una carta que escribió a su esposa, Coretta Scott, el 18 de julio de 1952, en la que reveló parte de su sentir sobre el capitalismo y el comunismo. La importancia de este mensaje viene porque la teoría de que King tomó posturas económicas radicales en los últimos años de su vida, pierde valor porque King ya había hablado del tema en su carta de 1952. En la carta King alabó un libro sobre economía que había leído. Ciertamente le doy la bienvenida al día en que haya una nacionalización de la industriay una mejor distribución de las riquezas, sostuvo el líder de los derechos civiles en EU.