El municipio de Ciudad Darío, en Matagalpa, celebró con una hermosa jornada cultural los 148 años del nacimiento del gran poeta nicaragüense Rubén Darío, príncipe de las letras castellanas y padre del modernismo.

La casa-museo Rubén Darío, donde el poeta pasó los primeros años de vida, fue escenario de un espectacular maratón de poesía, conferencias de académicos de América Latina, desfile de carrozas con la Musa y sus Gracias, desfile de cadetes de la Policía Nacional y el acto central donde se colocaron ofrendas florales en el monumento a Darío en el patio de su casa natal.

Iván Uriarte, poeta nicaragüense, quien participó del recital de poesía, manifestó que la importancia de Darío sobrepasa los continentes.

“La mayor parte de los jóvenes desconocen lo importante que es el nacimiento de Darío y sobre todo las circunstancias que son a mi modo de ver dentro de una estructura mística. En mi Radio novela el Vuelo del Cisne confirmo que Darío nació en la carreta, en la madrugada cuando la claridad empezaba a iluminar el mundo”.

Según el escritor, hay varias estructuras místicas que anunciaban el provenir y la trascendencia de Rubén.

La primera es “Al momento de nacer hubo un águila que pasó cerca de la carreta anunciando su porvenir”, la otra estructura mística, es el lugar humilde de su procedencia “Darío nace en un lugar muy humilde como el pesebre de Jesús, además, la huida de la madre en carreta en la madrugada, dos días antes de su nacimiento, tiene el símil con la huida a Egipto (..), lo más importante es que gracias a su tío-abuelo el Coronel Ramírez, Darío pudo ser lo que realmente fue”.

La obra de Darío en el exterior se proyecta con luz, con la fuerza que en su momento impregnara cada oda, poema, rima o soneto que con arte e innovación creara el Príncipe.

“La obra de Darío en el mundo hispanoamericano se proyecta de manera viva. Se han escrito centenares de trabajos en los departamentos hispanistas de las universidades”.

“Nos toca a nosotros celebrar el nacimiento de Darío, pero hay que considerar que tenía tres patrias más. Una es Chile, la otra es Argentina y la tercera es España, y por qué no Francia si él se identificó totalmente con la literatura Francesa y de ahí todas las proezas literarias que hizo”, concluyó Uriarte.

Rubén símbolo de Identidad nacional

Irasema Ruiz Gutiérrez, coordinadora del museo, recordó que “Hoy celebramos el nacimiento de nuestro gran Rubén Darío. A sus 148 años se sigue desbordando el pueblo de Nicaragua junto con la localidad de todo el pueblo de Ciudad Darío. Tenemos que celebrar porque es un gran legado el que nos deja nuestro poeta, el hombre más grande que nos dejó nuestra tierra en lo que es literatura”.

Sobre las visitas, indicó que en lo que respecta a las fiestas de Rubén Darío, son unas 20 mil personas las que recorren de martes a domingos la humilde vivienda hecha de taquezal, ambientada en el siglo XIX y por supuesto, la carreta donde sintió los dolores de parto Rosa Sarmiento, madre del poeta.

Rubén Darío, héroe de la independencia cultural

“Cuidad Darío está de Fiesta y toda Nicaragua está de fiesta. Rubén Darío es el héroe de la independencia cultural. Estamos en su casa natal una vivienda humilde donde nació el más grande de los héroes culturales nicaragüenses”, recalcó Luis Morales Alonso, director general del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC).

“Recordemos que somos hijos de Darío y de Sandino; Darío e héroe de la independecia cultural y el general Sandino, héroe de la dignidad nacional, pilares fundamentales de nuestra nacionalidad, y en toda Nicaragua se está celebrando”.

Enfatizó que dentro del programa del gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, se está trabajando ya en las festividades de los próximos dos años para celebrar el centenario del paso a la inmortalidad del poeta y los 150 años del nacimiento, para esto se está preparando una edición completa de las obras del poeta que la llamarán “Darío para todos”.

“En el maratón de poesía nos están acompañando poetas de varios lugares de Centroamérica, entre ellos, el poeta Javier Alvarado de Panamá, Juan Carlos Olivas de Costa Rica, Iván Uriarte, entre otros”.

El Alcalde del municipio, Ángel Rafael Cardoza, externó que esta fiestas son “Un desborde de alegría. Desde el doce estamos echando la casa por la ventana, ha habido derroche de cultura, alegría y un sin número de presentaciones que vinieron a llenar a todo el pueblo y a Nicaragua y el mundo de orgullo”.

Karla Vannesa Ruiz, habitante de Ciudad Darío, dijo que “como nicaragüense y como dariense me siento muy orgullosa de celebrar estas actividades en su 148 aniversario. Espero que esta actividad siga cada año y con el apoyo del gobierno central, el comandante Ortega y la compañera Rosario Murillo”.

“Cada año eso es un orgullo, y ver que nos visitan de los otros departamentos y fuera del país”, concluyó.
Por su parte, la Musa Dariana 2015, la joven María Alejandra Méndez Mendoza, resaltó que su compromiso será cultivar en los jóvenes el rescate de la cultura.

“Mi compromiso ahora es seguir impulsando la cultura con apoyo del gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional para poder seguir influenciando en lo que es cultura y en el arte”.

Sobre Darío detalló que es un ídolo, es arte, lo bello y estilizado. “Rubén Darío representa demasiado para cualquier dariano, el más grande exponente y el personaje más emblemático después de Sandino”.