Los tiangues ubicados en la Avenida de Bolívar a Chávez se observaron muy concurridos este sábado, decenas de personas se aglomeraron para comprar los que producen nuestros agricultores y de paso divertirse con los bailes y presentaciones artísticas.

Estos lugares construidos por el Gobierno Sandinista, están siendo visitados todos los fines de semana, una alegría que aprovechan los pequeños y medianos productores de nuestro país, que venden sus hortalizas, sus refrescos… ¡hasta puede pedir un relajante masaje terapéutico!.

Doña María Isabel Valle, que vende refrescos naturales, indicó que los tiangues representan para su familia, un lugar en el que puede vender y mejorar sus niveles de vida, sobre todo porque siendo una mujer madre soltera puede tener ganancias de su venta.
“La mayoría de madre, somos madres solteras y esto es un beneficio para salir nuestros hijos adelante y luchar por lo propio, estamos ofreciendo jengibre con leche, ensalada de frutas, linaza, mandarina y estamos bien, no hemos dejado de vender”, expresó María Isabel.

Juana Francisca Valle, dijo que los tiangues son fabulosos para los micro comerciantes, en su caso, estaba ofreciendo enchiladas leonesas, la que se estaban vendiendo como “pan caliente”.

“Tenemos acceso a vender de todo, la venta está buena, gracias a Dios, y al gobierno también”, mencionó doña Francisca.

Una de las ventas más concurrida era la de la pequeña agricultora Blanca Centeno de Somotillo, que ofertaba lechugas, zanahorias, papas, rábanos, naranja agria y otras variedades de hortalizas.

“Estos espacios nos ayudan bien, porque como productoras venimos directo al consumidor, no buscamos intermediarios, sino que nosotros mismos venimos a vender nuestros productos y sale bien venderlo directo”, señaló que habita en la comunidad Las 20 Manzanas de Somotillo.

Entre las personas que compraron a doña Blanca, se encuentra la señora Lidia Arroliga Romero, que calificó los tiangues como una bendición, porque tiene la oportunidad de comprar verduras frescas y a precios muy populares.

“Es súper importante para la familia nicaragüense debido a que nosotros tenemos las frutas y los vegetales al alcance del bolsillo y nos alimentamos bien, estamos saludables evitando tantas enfermedades de las muchas que existen”, dijo Lidia que reside en el barrio Cristo del Rosario.

Agregó que también se puede llegar con la familia, para que los hijos puedan ver los diferentes números culturales y los artistas.

“Es un lugar familiar, viene toda la familia, se distraen, consume y come y se vive feliz”, señaló.

“Los tiangues son un espacio de esparcimiento, uno sale a divertirse, a agarrar aire y buscar otro ambiente, siempre vengo porque me gusta la venta de artesanías de los diferentes departamentos, es bueno promover a esta gente para que este país salga adelante”, dijo Enrique González del barrio Villa 9 de Junio.