La implementación de prácticas agroecológicas en el cultivo de hortalizas desarrollado por productores de la zona norte de nuestro país, ha traído consigo excelentes resultados, alcanzando de esta manera inocuidad en los cultivos, mayores cosechas y la preservación y el buen manejo de los suelos y los recursos naturales.

Productores de la comunidad Santa Enriqueta, del departamento de Matagalpa, afirman que gracias al apoyo técnico que desde meses atrás han venido recibiendo por parte del gobierno central, a través del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), les ha permitido diversificar sus cultivos, alcanzar mayor crecimiento económico y desarrollar acciones que les permiten trabajar en armonía con la naturaleza.

“Gracias al gobierno hemos recibido mayor oportunidad de trabajo en el campo, hoy las mujeres trabajamos de la mano de nuestros compañeros. Estamos cosechando una amplia variedad de productos como zanahoria, repollo, lechuga, remolacha, papa, entre otros productos, los que estamos sacando a los mercados, alcanzado de esta manera mejores ganancias, las que garantizan nuestra economía”, afirmó Sonia Cruz.

“El Inta nos ha facilitado las semillas y las técnicas de cultivo necesarias para trabajar en mejores condiciones, hoy contamos con la capacidad de elaborar nuestros propios fertilizantes, los que utilizamos para combatir las plagas sin necesidad de dañar los cultivos, estamos haciendo uso de las semillas criollas, las que permiten mejor calidad y rendimiento de las cosechas”, añadió.

La implementación de nuevas tecnologías agropecuarias, como la utilización de Micro organismos de Montaña Sólido (MMS), el uso adecuado de las fuentes hídricas, así como el rescate e implementación de las semillas criollas ha permitido que los productores de esta zona alcancen un mayor rendimiento en sus cosechas.

“Anteriormente sembrábamos de manera tradicional y no alcanzábamos ningún rendimiento, mientras que ahora que recibimos apoyo del Inta con la entrega de semillas y la elaboración de abonos y fertilizantes orgánicos, los resultados son mejores, tanto así que la papa da 15 quintales por uno sembrado, además hemos logrado diversificar nuestras cosechas, teniendo mejores ganancias” afirmó José Luis Centeno.

La implementación de las Fincas de Investigación e Innovación Tecnológicas (FIIT) ha permitido que los productores de Matagalpa y otras zonas del país implementen nuevas metodologías, las que son complementadas con los conocimientos ancestrales.

“Estamos implementando la conservación de las fuentes de agua, no contaminarlas y mantenerlas saludables para el bien del cultivo, nosotros tomamos el líquido de la parte más alta de la vertiente para que éste a través de la gravedad suba a la tubería y de esta manera regar el cultivo sin necesidad de hacer uso de maquinaria” manifestó Eddy Portobanco, Técnico del Inta.

“Con los productores de esta zona estamos implementando tecnologías de la no quema, uso e incorporación de rastrojo, implementación de abonos verdes y la conservación de las semillas criollas, queremos eliminar el uso de herbicidas, lo que pretendemos es que los agricultores cada vez utilicen únicamente lo necesario en los cultivos” concluyó.