La primera semana de encuentros del Sistema Nacional de Producción, Economía y Comercio con los sectores productivos del país vislumbra un buen panorama para la actividad económica de Nicaragua.

El Presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes, asegura que para este año las perspectivas son favorables y por tanto se prevé un crecimiento sostenido de la producción.

“Todos los sectores con los cuales hemos platicado hasta el día de hoy han tenido resultados positivos y esperan incluso continuar con ese resultado positivo”, destaca.

Solo para dar un ejemplo de lo bien le fue a la producción nacional en el 2014 basta señalar al sector ganadero,el cual alcanzó 488 millones de dólares en exportaciones, suponiendo un récord en este rubro.

Mejor no le pudo haber ido a los productores de arroz, quienes alcanzaron 5.2 millones de quintales. Esto representa un alto porcentaje de la demanda nacional de 6 millones de quintales.

El sector avícola también tuvo muy buenos resultados, y se espera que en 2015 crezca entre un 3.5 y un 6.5 por ciento.

La pesca reporta igualmente un crecimiento sostenido, destacando el cultivo de camarón que alcanzó una dinámica de crecimiento del 40%, al igual que el pescado.

Tabaco entre los de mejor crecimiento

En cuanto a la actividad tabacalera, Reyes asegura que indudablemente el impacto económico es muy grande, ya que ubica a Nicaragua en los primeros lugares del ranking de los mejores puros del mundo.

“De los 10 mejores puros del mundo 7 son nicaragüenses”, manifiesta Reyes.

Esta industria genera unos 35 mil empleos, de los cuales 12 mil son directos, y aportando unos 150 millones de dólares en exportaciones (cifra del 2014), sin embargo, las proyecciones son alcanzar los 160 millones o 170 millones de dólares exportados en 2015.

Entorno muy favorable

Reyes subraya que actualmente hay un entorno favorable para la producción, sobre todo si se toma en cuenta que los pronósticos de lluvia para este año son mejores que en el 2014.

El Presidente del Banco Central, afirma que en todas las proyecciones se están tomando en cuenta los informes de la CEPAL, Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Mundial (BM).

“En términos generales coincidimos que la economía tiene muy buena dinámica y que vamos a poder contrarrestar cualquier evento que se pueda percibir en el mediano plazo”, subraya.

Nicaragua cauteloso con petróleo

Para Reyes la disminución del precio internacional del petróleo también tendrá un impacto positivo en la producción nacional al abaratar los costos.

Sin embargo, es enfático al señalar que Nicaragua maneja con mucha cautela el precio del petróleo debido a las constantes fluctuaciones.

“Hay mucha incertidumbre. De hecho nadie esperaba el año pasado que íbamos a alcanzar un precio de menos de 50 dólares (el barril). Era soñado, todos creíamos que se iba a mantener por encima de los 100 dólares, no obstante, ahora está allí en ese punto. (Pero) nada nos garantiza que se va a mantener en 45 dólares”, explica.

El funcionario destaca que el petróleo podría repuntar, de tal manera que Nicaragua no peca de optimista y estima un precio promedio de 70 dólares.

Al respecto afirma que si Nicaragua ajusta su entorno productivo a 45 dólares por barril de oro negro, esto podría provocar “un trastorno económico” si luego se ve obligada a subirlo a 70 o incluso 100 dólares.

“Eso sería totalmente contraproducente, entonces lo mejor es ir ajustándonos en la medida en que se vayan consolidando y estableciendo nuevos precios. En este caso nosotros creemos que un precio de unos 70 dólares podría ser quizá una estimación un poco más razonable”, acentúa.

Nicaragua se beneficia con petróleo barato

El Presidente del Banco Central asegura que si bien Nicaragua no se confía, los bajos precios del petróleo serían muy beneficiosos para la economía nacional.

“Eso a la larga va a traducirse en un ajuste de precios internos que tenderá a beneficiar a la economía nacional y a motivar un poco más de producción y abaratamiento de costos”, sostiene.

Reyes afirma que un petróleo a 70 dólares el barril podría materializarse en un incremento de entre el 0.3 y el 0.5 por ciento a la proyección de crecimiento económico del presente año.

En cuanto a la tarifa eléctrica, indica que hay un equipo evaluando el tema, de tal manera que los ajustes se efectuarán de acuerdo a dicha evaluación.

El funcionario asegura que otro impacto positivo se vería reflejado en la inflación, la cual disminuiría un 0.5 por ciento.

Es importante señalar que las empresas que se verán más beneficiadas por los bajos precios del petróleo serán quienes tengan en los combustibles un gran componente de sus costos.