El papa Francisco consideró que en la libertad de expresión hay límites, por lo que no se puede jugar con la religión de los demás, en referencia al ataque contra la revista de humor francesa “Charlie Hebdo”.

El Santo Padre, además, dijo que es normal esperar una respuesta violenta ante una ofensa o provocación, aunque esta venga de un gran amigo.

Durante el viaje a Filipinas, el papa condenó el atentado contra la revista satírica Charlie Hebdo que dejó 12 personas muertas, sin embargo advirtió que no se debe insultar la religión de los demás.

“Es verdad que no se puede reaccionar violentamente, pero si el doctor Gasbarri, gran amigo, dice una mala palabra en contra de mi mamá, puede esperarse un puñetazo. ¡Es normal! No puedes jugar con la religión de los demás. No puede insultar su fe o reírte de ella. Esa gente provoca y entonces (algo ocurre). En la libertad de expresión hay límites".

Los autores del ataque contra Charlie Hebdo, los hermanos Kouachi, dijeron actuar en venganza por las frecuentes caricaturas del profeta Mahoma publicadas por esta revista, y la rama de Al Qaeda en Yemen reivindicó posteriormente el ataque.