El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, sostuvo este martes un encuentro con la Presidenta del Consejo de la Federación de Rusia, Valentina Matvienko, quien llegó a Nicaragua encabezando una delegación de alto nivel de este país hermano.

Durante el encuentro realizado en el despacho del mandatario estuvieron presentes la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo; el Compañero Laureano Ortega Murillo; el embajador de Rusia en Nicaragua, Vladimir Nikolai Vladimir; y los integrantes de la delegación rusa.

El mandatario nicaragüense recordó que Matvienko visitó Nicaragua por primera vez el 25 de abril de 1990, cuando el Frente Sandinista democráticamente aceptó los resultados electorales y asumió la Presidencia Violeta Barrios de Chamorro.

Una larga historia de amistad

Dijo que en ese momento, el pueblo nicaragüense cerraba un capítulo de lo que eran esas relaciones extraordinarias que se habían logrado llevar a cabo con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Afirmó que en esa época, que marcó todo un capítulo en la historia de la humanidad, en América Latina dos naciones tuvieron el privilegio de cultivar y desarrollar relaciones con la Unión Soviética: Cuba y Nicaragua, las cuales producto de revoluciones profundas, tenían la determinación y la independencia de decidir en el campo de las relaciones internacionales.

“Una de estas naciones, la heroica Cuba, de Fidel, de Raúl, que habían logrado llevar a cabo la hazaña de la Revolución Cubana, año 1959. Veinte años después triunfa la Revolución Sandinista, esto nos permitió forjar relaciones profundas con Cuba y con la Unión Soviética, luchando por abrir relaciones de respeto con todos los países del mundo, incluyendo lógicamente con los Estados Unidos”, resaltó el Presidente Daniel.

Fueron relaciones excepcionales

El líder sandinista indicó que Nicaragua con la Revolución Sandinista quería establecer relaciones de respeto y bajo esa premisa se estableció por primera vez vínculos de respeto y solidaridad con una potencia mundial como era la Unión Soviética.

“Antes de ese momento la historia de Nicaragua en sus relaciones con potencias mundiales, había sido una relación desigual y muchas de estas potencias lo primero que hacían era intervenir en los asuntos internos, intervenir ocupando el país y las relaciones de Nicaragua con la Unión Soviética fueron realmente excepcionales”, reconoció.

Revolución Latinoamericana

Subrayó que ahora Nicaragua vive una nueva etapa de la Revolución, dentro del contexto de la Revolución Latinoamericana y Caribeña.

“La decisión de los pueblos latinoamericanos y caribeños nos ha permitido al fin unirnos en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en la CELAC, que nos ha permitido incorporarnos a proyectos muy nobles, como el que promovió y fundó el Comandante Hugo Chávez con la Revolución Bolivariana, con el ALBA y Petrocaribe, frentes de lucha latinoamericanos que están ahí dando la batalla”, explicó.

Agregó que ahora esa batalla se hace con el compañero Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien está al frente de la Revolución Bolivariana y de las iniciativas promovidas por el comandante eterno Hugo Chávez, de lograr la unidad de los pueblos latinoamericanos y caribeños.

Nueva etapa de relaciones internacionales

Sostuvo que al llegar nuevamente el FSLN al poder en el 2007, Nicaragua definió de manera inmediata la agenda internacional, en la que se incluyó nuevamente a Rusia, con la que ya le unía un vínculo histórico.

Recordó que miles de nicaragüenses se formaron en la Unión Soviética y también miles de [email protected] sovié[email protected] estuvieron en Nicaragua acompañando al pueblo en las tareas económicas, sociales y de defensa de forma incondicional.

Nicaragua y Rusia comparten principios

Sostuvo que desde el 2007 que se retomaron las relaciones con la Federación de Rusia se han reconocido no sólo los resultados de esas relaciones en beneficio del pueblo nicaragüense, sino también el respeto y el cariño que le manifiestan a Nicaragua los líderes de la Federación Rusa.

“Hace pocos meses tuvimos el honor de recibir al líder de la Revolución Rusa, porque Rusia libra una lucha, una revolución por la paz, por la estabilidad en el mundo porque se le pongan fin a los conflictos bélicos. A nivel mundial da esa batalla Rusia y es el presidente Vladimir Putin el que se destaca con toda la fuerza, con toda la vitalidad, con toda la energía del pueblo ruso librando esta batalla”, destacó el dirigente sandinista.

En este sentido afirmó que Nicaragua se siente identificada con los principios que defienden la Federación Rusa y el Presidente Putin.

“Nosotros nos hemos identificado en esta lucha por la paz, por la estabilidad en el mundo, por la búsqueda de un comercio justo. Nos hemos identificado totalmente con los principios que defiende la Federación Rusa y en particular el Presidente Vladimir Putin”, manifestó el Comandante Daniel.

Daniel aseguró que en estos nuevos tiempos se están estableciendo nuevos balances que buscan “un orden más equitativo en las relaciones mundiales”.

Ello a pesar de que “todavía no han desaparecido las pretensiones hegemonistas de nuestro planeta, lo que provoca enormes sacudidas, sobre todo sangrientas, en diferentes regiones de la Tierra”, destacó.

Nuevos Tiempos en América Latina

Daniel aseguró que independientemente de eso los pueblos de América continúan avanzando y luchando por la paz.

Durante el encuentro el mandatario afirmó que a finales de enero se realizará una reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el cual sería el cuarto encuentro luego de los realizados en Venezuela, Chile, y Cuba.

“Es un proceso que va caminando, que se va consolidando y que da a nuestra región una fortaleza que nunca antes en su historia había alcanzado”, indicó.

Dijo que este mecanismo ayuda a los países a establecer mejores relaciones en todo el escenario mundial tanto en el orden político, en el orden económico y en otros campos.

La delegación que encabeza Matvienko está integrada por Ilias Umajanov, Vice-Presidente del Consejo de la Federación; Dmitry Azarov, Presidente de la Comisión de la Estructura Federal; Andrey Klishas, Presidente de la Comisión de la Legislación Constitucional; Konstantin Kosachev, Presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales; Tatiana Zabolotnaya, Vice-Gobernador del Territorio de Primorie de la Federación de Rusia; Natalia Udalova, Jefe de la Secretaría de la Presidencia del Consejo de la Federación; Gennady Golov, Vice-jefe de la Administración del Consejo; y Alexander Jojolikov, Vice-jefe del departamento de América Latina de la Cancillería Rusa.