El lunes, 25 mil personas participaron en Dresde, Este de Alemania, en una marcha anti islamista. Los manifestantes llevaban pancartas con mensajes islamófobos y guardaron un minuto de silencio por las víctimas de los ataques ocurridos la semana pasada en Francia.

La agrupación alemana Pegida (por su sigla en alemán que significa Patriotas Europeos Contra la Islamización de Occidente) lleva a cabo protestas anti islámicas semanales en Dresde.

En la marcha del lunes hubo “unos 7 mil manifestantes más que en la marcha de la semana pasada”, dijo un vocero de la policía. La mayoría de los manifestantes estaban vestidos de negro y llevaban banderas alemanas.

En las pancartas se podían leer leyendas como “Alto al multiculturalismo”, “No soy nazi, pero cualquiera que disfrute nuestra hospitalidad debe integrarse y respetar nuestra cultura”, “Alto al fraude del asilo – cada uno es demasiado, regresen a sus casas”.

Alemania tiene unos de los procedimiento de asilo más abiertos del mundo y el último año el número de solicitudes de asilo se duplicó a casi 200,000, la mayoría provenientes del Medio Oriente.