Diferentes voces coinciden en que desde el 10 de enero del 2007 hasta la fecha la gestión del Comandante Daniel Ortega Saavedra al frente del Gobierno ha sido sumamente exitosa.

Los logros de este gobierno se reflejan no solo en el ámbito de la economía y de la infraestructura, sino también en el bienestar social y en lo que señalan es un buen ejemplo de democracia participativa.

“En una sola palabra es una gestión exitosa”, señala Luis Humberto Guzmán, ex presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua.

Guzmán asegura que uno de logros más destacables del gobierno es el de la energía eléctrica, cuya distribución ha pasado a aproximadamente un 80% de la población.

A ello hay que agregar la reducción de la pobreza extrema, la cual ha sido reducida de manera drástica. “La pobreza se encuentra en una franja muy angosta de la población nicaragüense”, indica.

Para el académico Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), los éxitos de este gobierno no se ven en base a lo teórico sino en lo real.

Al respecto, cita el caso de la educación donde al crecimiento de la cobertura hay que agregar la formación docente, el mejoramiento de la infraestructura, la merienda escolar y la articulación de todos los subsistemas.

Talavera subraya que si bien se ha trabajo en el mejoramiento de la infraestructura en general, este es un tema en el que se continúan dando importantes avances en beneficio de todos los nicaragüenses.

Fundamental ha sido, según su apreciación, el fortalecimiento de las relaciones entre el sector público con el sector privado y los trabajadores.

Para el académico estos logros se verán superados con el Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, una de las obras más emblemáticas promovidas por el Gobierno Sandinista.

“Todo lo que se ha hecho es la base para las transformaciones que están en marcha y que avanzan día a día”, asegura.

La gestión del Frente Sandinista también recibe un reconocimiento por parte de los demás partidos políticos. Entre estos está el diputado liberal Wilfredo Navarro, quien dice que indiscutiblemente hoy en Nicaragua se ha consolidado un nuevo proyecto económico y social.

“La realidad es que no puedo tapar el sol con un dedo del avance y las transformaciones que se han logrado en el país”, afirma.

“Hay una voluntad de mejorar la situación de las grandes mayorías y ese es un eje fundamental en el actual gobierno”, sostiene Navarro.

En relación al aspecto institucional, Luis Humberto Guzmán considera que la democracia en Nicaragua sigue su rumbo.

“Este es un terreno en el cual siempre se puede seguir mejorando”, afirma, añadiendo la aprobación de muchas leyes, las cuales fortalecen el sistema y dan una idea del trabajo que realiza el gobierno.

Sin embargo, para Talavera lo más importante es la participación de la gente en la gestión de gobierno, ya que es allí donde reside la verdadera democracia.