El académico Telémaco Talavera, miembro de la Comisión del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, aclaró que la ruta original del megaproyecto se mantiene, no obstante, destacó que efectivamente sí se han hecho modificaciones para proteger el medioambiente y a las comunidades asentadas en el trayecto.

Recordó que desde que se anunció la Ruta 4 como la más indicada para construir el Canal, se dijo que esta podría sufrir ajustes para reducir el impacto ambiental y social.

“La Ruta no se ha cambiado, no se va a cambiar, (lo que se ha hecho) son ajustes dentro de la ruta”, explicó.

Entre las modificaciones están mover la ruta al sur del poblado El Tule y de los humedales de San Miguelito, con lo cual se cumplirían los principios establecidos previo la aprobación del proyecto.

Talavera aseguró que esto fue lo que llevó a que el puerto en el Pacífico este estipulado a construirse en tierra adentro y no en la costa, ello con el objetivo de proteger los manglares. Dentro de esa misma lógica el puerto en el Caribe no se construirá ni en la desembocadura del Río Punta Gorda ni en tierra firme sino que se levantará en tierra “ganada” al mar con los materiales provenientes de la excavación.