El Gobierno de Francia ordenó este lunes el despliegue de 10 mil soldados para resguardar las zonas que pudieran estar propensas a nuevas arremetidas terroristas, luego del ataque al medio satírico Charlie Hebdo, ocurrido la semana pasada y que dejó un total de 12 víctimas mortales.

El primer ministro francés, Manuel Valls, manifestó este lunes la necesidad de continuar con la búsqueda de posibles indicios de nuevos eventos terroristas porque “la amenaza sigue presente”.

El funcionario explicó que ante la expectativa de que los hermanos Kouachi (autores del atentado a Charlie Hebdo) hayan dejado cómplices, reforzaron el plan de seguridad en escuelas judías, sinagogas y mezquitas.

De esta manera el ministro del Interior Bernard Cazeneuve indicó que cuatro mil 700 agentes de seguridad se mantendrán en las escuelas judías de Francia para preservar la integridad de niños y maestros.

El anuncio se hace un día después de que más de tres millones de personas protestaran en Francia contra el terrorismo.

Pareja fugitiva

Se presume que la esposa y posible cómplice del extremista francés Amedy Coulibaly, aparente responsable de un ataque al supermercado judío el pasado viernes, está en “Turquía o en Siria”. Aseveró el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía Mevlut Cavusoglu la Agencia Anadolu estatal.

El funcionario turco afirmó que “la francesa llegó a Turquía desde Madrid el 2 de enero, se quedó en un hotel de Estambul y el 8 de enero continuó su viaje a Siria”.

"La esposa de Coulibaly vino a Turquía desde Madrid; tenemos imágenes del aeropuerto. Luego se quedó, junto con otra persona, en un hotel de Kadiköy (Estambul), y el 8 de enero viajó a Siria. Esto queda claro con los registros telefónicos".