Viejas y renovadas promesas a través de mensajes publicitarios en vallas, carteles, canales de radio y televisión avivan hoy el ambiente electoral en El Salvador con miras a los comicios legislativos y municipales de marzo.

En este escenario, los candidatos a diputados a la Asamblea Legislativa y al Parlamento Centroamericano (Parlacen) dan a conocer sus propuestas de trabajo.

El pasado 31 de diciembre comenzó la campaña para parlamentarios, mientras que para los miembros de concejos municipales iniciará el 31 de este mes y las dos se extenderán hasta el 25 de febrero, de acuerdo con el calendario electoral.

Una peculiaridad de este proceso será el surgimiento por vez primera de los concejos municipales plurales los cuales estarán integrados por miembros de las distintas fuerzas políticas contendientes y no solo del ganador.

Otra, es la introducción del voto cruzado, mecanismo que permite a los electores escoger candidatos de más de un partido político en una misma elección, y para lo cual el Tribunal Supremo Electoral llevará a cabo una cruzada de orientación que comenzará el próximo día 19.

También entra en vigor la nueva Ley de Partidos Políticos la cual establece en su artículo 37 que esas fuerzas deben incluir en sus planillas por lo menos 30 por ciento de mujeres a cargos de elección popular.

No obstante, antes de entrar en vigencia la normativa partidos como el FMLN ya tenían reglamentado dentro de sus estatutos una cuota de participación de la mujer.

En los comicios se renovarán los 84 escaños de la Asamblea Legislativa, se elegirán a los alcaldes y los concejos municipales de los 262 municipios del país y quienes sean elegidos asumirán el 1 de mayo de 2015.

También los electores votarás por los 20 diputados al Parlacen para un período de cuatro años (2016-2021).

Estas serán las octavas elecciones legislativas y municipales desde la firma de los Acuerdos de Paz en 1992 que pusieron fin a 12 años de conflicto armado en El Salvador.