El Presidente Ejecutivo de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), Salvador Mansell, a través de la Revista en Vivo-Canal 4, conducida por el periodista Alberto Mora, dio a conocer parte de los esfuerzos del Gobierno Sandinista para llevar energía de calidad a todos los rincones del país.

“La empresa sigue invirtiendo. En este momento hay tres subestaciones llamadas móviles, equipos que se pueden trasladar”, explicó Mansell.

“Esa es una gran ventaja, y es parte del gran esfuerzo que ha venido haciendo nuestro gobierno de manera preventiva equipando y ampliando el sistema que no es fácil, y recordar que vamos poco a poco”, agregó.

A nivel nacional, Enatrel está construyendo 10 subestaciones eléctricas en La Virgen, Malpaisillo, El Sauce, Ocotal, Terrabona, Yalí, ampliando Estelí, San Ramón y La Dalia como parte del plan energético del 2015.

Señaló que la población de Managua es la que consume mayor energía, conformada por un anillo en la que están conectadas nueve subestaciones eléctricas con las que se abastece la capital.

Cuando hay fallas en las líneas, como sucedió la noche de este domingo 11, Mansell indicó que hay unas acciones que se implementan de manera inmediata en el despacho nacional de carga, que es el que administra todo el sistema de interconectado nacional.

“Para que el problema no se agudice se abren líneas adicionales entre ellas las que van hacia Matagalpa, Sébaco, Matiguás y Siuna; las otras en el lado de Chontales hasta llegar a Bluefields”.

“Ahora desde el centro de operaciones podés ver si hace falta meter o no una planta o cualquier línea, eso nos ayuda a restablecer en cualquier situación rápido el servicio”.

Más recursos y capacitaciones

Con recurso y capacitaciones se ha venido mejorando el todo el territorio nacional el servicio, llevando energía domiciliar a poblados donde antes no había esperanza de recibir este bien.

“Gracias a Dios nuestro gobierno ha estado muy atento al hacer las inversiones correspondientes, ya que este sistema antes era más débil. En cualquier situación antes nos pasábamos horas y horas para poderlo restablecer por las condiciones que tenía”.

Sobre el trabajo que realiza para mantener asegurada la tranquilidad de la población, dijo que a nivel nacional son más de dos mil kilómetros de líneas que se interconectan todas, unas 90 subestaciones eléctricas que están ubicadas en municipios en diferentes lugares del país, asimismo, más de 20 plantas de generación. La demanda de la semana laboral es de más de 600 megavatios.

“Nosotros tenemos solo en renovables más de 600 megavatios, capacidad instalada entre renovable y térmica más de 1240 megavatios, eso nos permite tener una reserva importante ante un problema de una o dos plantas”.

Es una reserva significativa que garantiza resolver el problema de manera rápida si saliera de servicio una de las plantas más grandes del país.

“Antes no tenías plantas y tenías limitaciones en las transferencias con los países vecinos, entonces no te podías ni ayudar con las reservas y el sistema vecino no te podía ayudar porque lo más que te podía dar era 10 o 20 megavatios”.

Finalizó diciendo que “en la actualidad, hay transferencias en el sistema regional de 150 a 160, viajando de El Salvador, Honduras hacia Costa Rica o Panamá y todavía el sistema nacional trabajando adecuadamente”.