Organizado junto con empresarios nicaragüenses, el evento reunió en la Cámara de Comercio estadounidense a expertos e inversores que plantearon directamente preguntas sobre la estabilidad política y el ambiente de negocios en el país centroamericano.

"Queremos transformar este modelo de desarrollo (basado en ayudas y cooperación) de manera que las inversiones tengan un rol más contundente", declaró Baltodano, nombrado por el presidente, Daniel Ortega.

Al ser preguntado por un asistente sobre la imparcialidad de la justicia nicaragüense, Baltonado respondió: "la perfección no existe pero ha habido avances significativos, la estabilidad es una de nuestras virtudes".

"Lógicamente en ProNicaragia tenemos todo el espacio para escuchar a los inversionistas y canalizarlos hacia los lugares donde no vaya a haber problemas" por temas como disputas de titularidad de tierras, aseguró.

"Gracias al Cafta (acuerdo de libre comercio de América Central), Estados Unidos es por mucho el principal mercado del destino de nuestras exportaciones", recordó.

Nicaragua exportó por 662 millones de dólares a Estados Unidos e importó por valor de 947 millones el año pasado. El Cafta ha impulsado el comercio en un 67% en los últimos cinco años, según los datos mostrados por el responsable nicaragüense.