Este 10 de enero se completan 8 años de mandato presidencial consecutivo del Comandante Daniel Ortega Saavedra en el Gobierno de Nicaragua, también se inaugura un nuevo año lleno de expectativas, retos y desafíos en los ámbitos económico y social.

Con la llegada al poder del Presidente Daniel Ortega, Nicaragua inauguró una nueva forma de gobierno basada en el modelo de diálogo y consenso. Los sectores sociales y económicos respaldaron ese modelo sobre el cual hoy se construye una nueva Nicaragua de progreso y bienestar para todos y todas.

En el ámbito económico a Nicaragua se le reconocen importantes logros a nivel nacional e internacional. En los últimos cinco años, las políticas del Buen Gobierno se reflejan en un crecimiento económico sostenido entre el 4 y el 4.5% del PIB, siendo el más alto de la región.

Asimismo, en la lucha contra la pobreza y la extrema pobreza el gobierno ha implementado programas y proyectos sociales que restituyen los derechos económicos de las mayorías.

Para el sector privado, la economía del país ha sido manejada con políticas acertadas y de manera correcta, algo que se demuestra en el crecimiento de las inversiones nacionales y extranjeras, así como de las exportaciones.

Eduardo Fonseca, Director Ejecutivo de la Cámara de Comercios y Servicios de Nicaragua, expresa que el actual crecimiento del país se verá potencializado con el inicio de grandes proyectos como Tumarín y el Canal Interoceánico de Nicaragua.

“Estaríamos hablando que Nicaragua podría andar en crecimientos del 7% o más. Eso es lo mínimo que nosotros necesitaríamos realmente para poder llegar a niveles de otros países de la región”.

El desempeño de la economía del país en los últimos años ha sido satisfactorio. “Creo que la economía ha sido sostenible, la economía nicaragüense ha sido la que ha tenido el mayor crecimiento en la región”, asegura Fonseca.

El representante del sector empresarial, explica que la política de diálogo y consenso, impulsada por el Gobierno Sandinista, ha sido ideal y correcta. En ese marco, las políticas económicas deben seguirse consolidando y mejorando a partir del diálogo con todos los sectores. “Nosotros seguimos creyendo que ese es el mejor camino”, afirma Fonseca.

De la Nicaragua convulsa a la Nicaragua próspera

Durante 8 años en el Gobierno de Nicaragua, el Presidente Daniel Ortega Saavedra y el pueblo nicaragüense han conquistado derechos y mejoría en la vida de las familias de todo el país.

Todavía están frescos en la memoria del pueblo los tiempos convulsos que vivió el país antes del año 2007.

El General (R) Álvaro Baltodano, director ejecutivo de ProNicaragua, recuerda que, en el 2006, Nicaragua todavía era un país que estaba sometido a crisis sociales.

“Desde los 90´s al 2006 Nicaragua convulsionaba siempre por problemas sociales, producto que no se le daban soluciones a las aspiraciones de la población y la pobreza estaba por todos lados. Por otro lado era un país sin energía, eran 12 horas de apagones diarios. Había una inversión reducida”, rememora Baltodano.

Pero desde el 2007 la realidad de Nicaragua comenzó a cambiar. “Ahora Nicaragua se distingue por ser un país reconocido por su inversión en energía, reconocido por ser un país modelo con una política de alianzas que ha establecido el presidente Ortega con el sector privado y los trabajadores; una política de alianzas seria, una política económica consensuada donde participan todas las partes y donde se impulsa este desarrollo económico por primera vez en conjunto con todos los sectores”.

Baltodano explica que el modelo estructurado por el Frente Sandinista en el poder y con la visión del Comandante Daniel y de la Compañera Rosario, ha funcionado.

“Ese ha sido el factor de éxito nuestro, porque eso ha traído paz social, porque los sectores se sienten parte de esto y el sector privado juega un papel importantísimo aquí como un motor de la economía nicaragüense al invertir y al volcar el capital extranjero y el capital nacional, invirtiendo en Nicaragua con seguridad y con fuerza”, afirma Baltodano.

“Tenemos una inversión extranjera directa y una inversión nacional grande como no había existido en Nicaragua. Además, con conciencia social. Todos los sectores se preocupan de cuidar y cultivar ese diálogo social que es la base de este éxito y todos nos sentimos parte, la nación se siente parte de este proyecto que el Presidente Daniel Ortega ha impulsado”, agrega.

Para el director de ProNicaragua, los cambios sustanciales que se han realizado en Nicaragua en los últimos 8 años, han desembocado en un país Ordenado, con Paz y Seguridad Ciudadana.