Ana Patricia Gunera y Caritas Felices son los nombres de los dos Centros de Desarrollo Infantil (CDI) que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, inauguró este viernes en los municipios de Chinandega y El Viejo, en el occidente del país.

Ambos centros tendrán la capacidad de atender a 60 niños y niñas que a partir del mes de febrero recibirán sus primeras enseñanzas y educación en valores, mientras sus padres acuden a sus centros de trabajo.

“(Los niños) Estarán aquí recibiendo los servicios de salud, educación, bienestar, porque somos un sistema nacional de bienestar social, nos estamos organizando junto al Gobierno municipal y los Consejos de Desarrollo Humano de manera que llevemos una atención integral y donde los niños estén atendidos y protegidos”, declaró Sobeyda Barcenas, directora Nacional de Primera Infancia del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (MIFAMILIA).

Barcenas aseguró que en estos dos CDI los niños y niñas recibirán una atención de calidad y con calidez, con mucha seguridad y protección por lo cual sus padres pueden ir a sus trabajos muy tranquilos y confiados sus hijos se quedan en los centros recibiendo una mejor educación, salud y protección.

La Alcaldesa de Chinandega, Aura Lila Padilla afirmó que la inauguración del CDI Ana Patricia Guneran es una muestra más del compromiso del Buen Gobierno del Comandante Daniel y la Compañera Rosario, en aras de restituir los derechos del pueblo chinandegano, de las madres de esa localidad de occidente que desde este 9 de enero cuentan con un centro para la formación inicial de sus pequeños.

“Estamos trabajando de la mano con el Ministerio de la Familia para llevar a cabo esta actividad, este CDI que hoy viene a dar protagonismo a las familias chinandeganas, que hoy las madres de los niños que van a albergarse aquí, que serán educados y cuidados van a estar seguras que sus niños están en buenas manos, esa es la unidad del Frente Sandinista, es nuestro Gobierno Cristiano, Socialista y Solidario que siempre está enfocado en restituir los derechos a las madres y a los niños”, dijo Padilla.

Por su parte la Alcaldesa de El Viejo, Azucena García, indicó que este proyecto ha sido posible gracias al esfuerzo del Buen Gobierno, la municipalidad y el Consejo de Desarrollo Humano del municipio en búsqueda de continuar restituyendo los derechos de los niños, niñas y padres de familia viejanos.

Padres de familia destacan apoyo del Gobierno en la formación de sus hijos

Las madres y padres de familia manifestaron su satisfacción con la construcción de estos dos CDI que serán una herramienta muy útil en la educación y formación de sus hijos al momento que ellos se dedican a sus labores para garantizar el pan de cada día.

“A muchas madres que trabajamos nos va a ayudar y nos dará más tiempo para encargarnos de nuestros trabajos sabiendo que nuestros hijos están muy bien cuidados en este lugar, porque están muy lindos, muy bien arreglados y confiamos en que nuestros hijos estarán bien”, comentó Alzira Saavedra.

“Nosotros como población nos sentimos orgullosos de nuestro Gobierno Sandinista porque viene a restituir los derechos de la niñez y a dar un gran apoyo y ayuda a las madres de acá de Chinandega”, declaró Catalina Tercero.

Sobeyda Corea el trabajo desarrollado por el Gobierno Sandinista para contribuir a la formación de los niños y niñas con la construcción e instalación CDI en sus municipios donde además de recibir el pan del saber también tendrán mucha seguridad.

“Este Gobierno ha hecho muy bien al construir un CDI aquí en El Viejo porque hay madres que tienen que ir a trabajar y no encuentran con quien dejar a sus niños, y los niños necesitan que los cuiden”, expresó Teresa Miranda González.

Gobierno contribuye a la formación en valores de niños y niñas

Monseñor Rodrigo Urbina, rector de la Basílica Menor de El Viejo, felicitó al Gobierno del Comandante Daniel y a las alcaldías por estas dos obras que contribuirán a llevar tanto bien a las familias nicaragüenses, principalmente en materia de educación, dado que contarán con un espacio donde se inculcarán los valores morales de los niños.

“La escuela ciertamente es un lugar privilegiado, pero un CDI es un lugar donde desde que son niños de pecho se les va inculcando los buenos modales, el amor a Dios y el servicio en la comunidad. Yo creo que la educación comienza desde que se está en el vientre materno, desde que es concebido, así que los niños por muy pequeños que sean en un CDI tienen la oportunidad de ir amamantándose no solo de leche sino de las costumbres, as tradiciones, sobre todo lo más importante, el amor a Dios”, añadió Monseñor Urbina.