El magistrado del Consejo Supremo Electoral José Luis Villavicencio, manifestó que este poder del estado está estudiando una serie de propuestas, a fin de que la población pueda de manera paulatina ir actualizando la cédula de identidad y de esa manera evitar las aglomeraciones y largas filas.

En diciembre pasado los diputados de la Asamblea Nacional aprobaron de manera unánime la propuesta enviada por el Presidente Daniel Ortega Saavedra de extender hasta el 31 de enero del 2018 la vigencia de las cédulas que se encuentran vencidas.

Aclaró que dichas reformas no establecen un valor o precio especificó al trámite de renovación de las cédulas y por tanto no es cierto que se haya establecido 100 córdobas por dicho trámite.

“Nosotros somos fieles cumplidores de lo que dice la ley y el texto de la ley publicado por la Gaceta no habla nada de precios, pregúntele a los diputados”, indicó Villavicencio, quien recordó que el CSE tiene la facultad administrativa de definir los precios.

Al ser preguntado si entre la propuesta existe la posibilidad de reducir el precio del trámite, indicó que se está estudiando diversas propuestas, pero no detalló ninguna de ellas.

“El consejo tiene la facultad administrativa, el consejo es un poder del estado y como poder del estado el consejo de acuerdo a la constitución política es la máxima autoridad en materia electoral y en este caso lo que se está viendo es la diferentes propuestas para presentar una propuesta unificada próximamente a la opinión pública”, indicó Villavicencio, quien ante la insistencia de los periodistas sobre el valor de la cédula, agregó que no podía especular sobre un valor determinado.

Las reformas a ley de identificación ciudadana aprobada en diciembre pasado, establece que la emisión de cédula por primera vez es gratuita, pero si el ciudadano la daña o la pierde y quiere hacer reposición o renovarla, tendrá que pagar un costo que será establecido a través de una resolución del CSE.

Instó a la población y particularmente a aquellos [email protected] que tienen sus cédulas vencidas, a realizar los trámites para actualizar sus datos, pues algunos de ellos producto de los años han cambiado en su fisionomía.

Indicó que un aspecto importante que se está analizando es la calendarización para que se pueda renovar la cédula “eso es importante, porque las personas tienen que tener conciencia y les pido a los medios de comunicación que nos ayuden en una campaña de permeabilización de la opinión pública nacional, en el sentido que se den cuenta los [email protected] que una persona que anda una cédula del año 2006, esa ya no es esa persona ya cambio su identidad (fisionomía del rostro) y eso le va a traer problema a esa persona”.

De acuerdo a la reforma, el tiempo de validez de una cédula es de diez años contados a partir de la fecha de expedición. Las cédulas que están vencidas y las que están por vencerse posteriormente tienen validez hasta el 31 de enero del 2018.