El embajador de Brasil en Nicaragua, Luis Felipe Mendonça, aseguró que se concluyó de manera exitosa la adquisición de las tierras que serán ocupadas en el proyecto hidroeléctrico Tumarín, el cual aportará al sistema eléctrico unos 253 megavatios de energía.

“Ya se completó todo el proceso de adquisición de las tierras de los campesinos, de los propietarios, donde la presa va a ser construida, eso quedó muy bien. Ya se pagó prácticamente a todos los propietarios de las tierras”, detalló Mendonça, quien señaló que si no hay imprevisto en las próximas semanas, la obra empieza en febrero. En este proceso de adquisición de las tierras se han pagado unas 15.5 millones de dólares.

El diplomático participó como invitado a la apertura del XXXI periodo legislativo de la Asamblea Nacional, lugar donde fue consultado sobre los avances del proyecto hidroeléctrico y respondió que la infraestructura de acceso al lugar donde se construirá la obra está avanzando rápidamente.

El pasado 17 de diciembre los inversionistas brasileños de Eletrobras y Queiroz Galvão, aglutinados en Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), anunciaron que la construcción de la obra principal arrancará en febrero próximo.

“En principio es para febrero”, reiteró el diplomático brasileño. A finales de diciembre se anunció que se habían construido más de 30 kilómetros de carretera desde San Pedro del Norte hasta Apawás, zona principal del proyecto hidroeléctrico.

Igual el Director Ejecutivo Internacional de Queiroz Galvão, Adir de Freitas, informó en diciembre pasado, que en este proyecto ya se han invertido unos 60 millones de dólares en una serie de trabajos.