El Presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), compañero Ovidio Reyes, indicó que para este año 2015 el crecimiento económico de Nicaragua podría rondar entre el 4.5 y el 5% del PIB, tomando en cuenta el programa de inversión pública del gobierno, el incremento de la producción, así como de las inversiones y exportaciones.

En declaraciones al Programa En Vivo, que se transmite por Canal 4 de Televisión, Reyes también indicó que en el crecimiento económico del país, incidirían positivamente el arranque de los megaproyectos Tumarín y Gran Canal Interoceánico, así como una posible estabilidad en el precio del petróleo por debajo de 100 dólares.

Reyes explicó que todos los escenarios que tienen que ver con fluctuaciones económicas, como el precio del petróleo y aumento de las tasas de interés por parte de Estados Unidos, así como los pronósticos climáticos serán analizados e incorporados a las proyecciones de crecimiento económico para este año. No obstante aseguró, que a pesar de todo, parece que el balance para este año es positivo.

“Lo más importante es que el escenario luce bien, podríamos tener un buen resultado económico, nosotros nos vamos a dar este primer trimestre para ver las cifras, evaluar, ser prudentes y una vez que tengamos la información revisar y hacer los ajustes que sean necesarios”, explicó Reyes.

Además, mencionó que el modelo de diálogo y consensos entre los sectores privados, gobierno y trabajadores, es fundamental para mantener las perspectivas de un crecimiento sólido y sostenido.

Iniciarán encuentros con sectores productivos

Ante los resultados positivos que se han obtenido en los encuentros con los sectores productivos para diseñar el Plan de Producción, Consumo y Comercio en años anteriores, el Presidente del BCN indicó que este año se realizarán al menos 20 encuentros con los sectores productivos, incluyendo al sector turismo.

“Nos reunimos y les presentamos la situación, las expectativas de lluvia que eran de las más bajas. Con esa información se dio un resultado optimista. Lo fundamental fue que la producción salió y muchos sectores dijeron que a pesar de las lluvias se iban a garantizar los niveles de producción y efectivamente se dio”, recordó Ovidio.

“Este año lo que vamos a hacer con ellos es primero revisar las metas que nos propusimos el año pasado y ver si vamos a acercarnos a esas metas y ver cómo va a finalizar el Apante. Nosotros le vamos a presentar a ellos las perspectivas climáticas, vamos a plantear políticas, qué podemos hacer y qué necesitan ellos. También vamos a ir adelantando que nos vamos a proponer para el próximo ciclo”, agregó.

Como resultado de esas sesiones de trabajo, se espera que el Plan de Producción, Consumo y Comercio para el ciclo productivo 2015-2016 este actualizado al mes de marzo.

Reyes explicó que el principal reto que tiene la economía nicaragüense en este año es consolidar el tema de la productividad a través de las transferencias tecnológicas.

“Ya hay avances, pero se necesita dar un empuje al tema de productividad. En ese aspecto el Estado ha apoyado con el desarrollo de los bancos de semillas y muchas investigaciones. El sector agropecuario es tecnología, en estos tiempos es importante tener semillas que resistan el clima, estamos hablando de semillas criollas o acriolladas mejoradas. Se trata de poder utilizar nuestra cultura productiva para poder garantizarnos la producción”, comentó.

Asimismo, indicó que en las sesiones de trabajo también se aborda el tema del financiamiento que tanto el sector público y privado disponen para facilitar las condiciones del sector productivo.

Reyes puso como ejemplo el caso del sector café, el cual cuenta con un mecanismo, a través de la Conatradec, que dispone de un fondo revolvente que capta recursos, al menos dos dólares por cada quintal del grano exportado, para utilizarlos en la renovación del café, laboratorios y el desarrollo general de la caficultura.