La tranquilidad parece hoy cada vez más lejana de la capital francesa al producirse lo que analistas califican de "situación inédita en el país": dos tomas de rehenes al mismo tiempo.

Un nuevo tiroteo ocurrió en horas del mediodía al este de París, protagonizado por un individuo que entró en un supermercado y tomó al menos a cinco rehenes, informan medios locales de prensa.

Los primeros reportes señalan que el autor podría ser la misma persona sospechosa del tiroteo de ayer en la comuna de Montrouge, al sur de la capital, en el cual una policía perdió la vida. Este vínculo no ha sido confirmado por las autoridades.

La Prefectura de Policía difundió las fotos de dos personas que están en proceso de busqueda y captura "susceptibles de estar armadas y peligrosas".

Se trata de una mujer de 26 años, Hayat Boumeddiene; y de un hombre de 32, Amedy Coulibaly, quien podría ser el autor del secuestro en el supermercado.

Entretanto, al norte de París continúan las labores de búsqueda de los dos sospechosos del ataque del 7 de enero contra la publicación satírica Charlie Hebdo en el que perdieron la vida 12 personas.

Reportes recientes señalan que los dos hombres parecen encontrarse, con un rehén, en un edificio de una empresa a 40 kilómetros al noreste de la urbe, una zona sobrevolada por cinco helicópteros de las fuerzas de seguridad.

Con anterioridad, se había producido un tiroteo en una carretera al noreste de París, precisamente en el área donde son buscados desde el jueves.

Una vecina del lugar, que logró identificarlos, notificó a las autoridades que los dos individuos, muy bien armados, robaron su automóvil y se dieron a la fuga.

Las fuerzas de élite, reforzadas tras conocerse la cercanía de los individuos a la llamada Ciudad Luz, continúan indagando en una zona de difícil acceso por la abundante vegetación.

Fuentes del sector precisaron que los supuestos responsables del atentado: los hermanos Said y Chérif Kouachi, son viejos "conocidos" de la policía francesa.