El vicepresidente del Instituto Nicaragüense de la Pesca y la Agricultura (INPESCA), ingeniero Danilo Rosales Pichardo, informó sobre la situación que se está viviendo en las zonas pesqueras del país, donde debido a los fuertes vientos característicos de este mes de enero, autoridades han ordenado el cese de esta labor.

En Nicaragua, los fuertes vientos han impactado de forma considerable en el Mar Caribe, el Pacífico y las aguas interiores como son los lagos, provocando oleajes que exponen la vida de los pescadores artesanales que a diario zarpan.

“A finales de la semana pasada y principios de ésta, la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua ha estado alertando y no ha permitido los zarpes a los barcos de pesca y a todas las embarcaciones de pequeña escala; embarcaciones artesanales principalmente”.

Según el reporte de todo el país, en ciertas comunidades algunas pequeñas embarcaciones sin autorización y bajo su responsabilidad siguen yendo a pescar a pesar de las orientaciones.

En occidente, la zona de Potosí, Golfo de Fonseca, la Salvia y San José no hay actividad de pesca desde el 30 de diciembre.

“Los pescadores no han salido porque están siendo afectados por este fenómeno, sin embargo, no nos han manifestado altas preocupaciones y les pedimos que tengan un poco de paciencia”.

En el caso de Jiquilillo y Masachapa han entrado al mar algunos pescadores, quienes lo han hecho sin autorización de zarpe de las capitanías de la Fuerza Naval.

En Corinto, algunas embarcaciones han seguido saliendo a trabajar, sin embargo, Sinapred, Defensa Civil, Alcaldías se han sumado a la tarea de orientar a los pescadores para que no expongan su vida.

En la parte de Poneloya, Las Peñitas, Miramar y Salinas Grandes no hay actividad de pesca en estos momentos.

En el pacífico, específicamente en San Juan del Sur no hay autorización de salir a pescar mientras esté este fenómeno.

No obstante, el Vicepresidente de Inpesca, externó que “Hasta el momento cuatro embarcaciones artesanales con zarpe vigente han salido a faenas de pesca bajo su propia responsabilidad”.

En el caso de Casares y La Boquita, no hay actividad pesquera.

Sobre las condiciones en las que se encuentra el trabajo pesquero en el litoral caribe, el ingeniero manifestó que en lo que respecta Bluefields los vientos son bastante fuertes en los últimos tres días, por lo que las embarcaciones están en puerto hasta que la situación climatológica vuelva a su normalidad.

“Sólo se está otorgando permiso de salida a los barcos industriales”, dijo Rosales.

En las comunidades de Laguna de Perlas y las desembocaduras no se está permitiendo salir a faenar a los Cayos Perlas y a la parte sur.

En el caso de Corn Island la flota artesanal no está operando, sólo permitiendo la Capitanía que zarpe la flota industrial.

“En San Carlos no hay problema, están pescando en la parte del río, pero no están permitiendo a las embarcaciones adentrarse entre Solentiname y la Isla de Ometepe”.

El reporte también detalla que en Puerto Cabezas, Bilwi no se está permitiendo salir a la flota artesanal.

“En este momento hay once embarcaciones industriales pescando, cuatro que pescan camarón de arrastre y siete que pescan langosta”, señaló.