El presidente de Bolivia, Evo Morales, entregó este jueves la presidencia del Grupo de los 77 más China (G77) al viceministro de Asuntos Exteriores de Sudáfrica.

Durante un acto celebrado en la sede de las Naciones Unidas el dignatario boliviano reconoció los grandes avances que se han logrado en el grupo más antiguo del mundo.

Más temprano, el presidente boliviano Evo Morales dijo en exclusiva para teleSUR estar agradecido con el G77 más China por confiar a Bolivia y a su persona la responsabilidad de dirigir al grupo más grande de las Naciones Unidas.

“Fue un privilegio, un orgullo poder compartir experiencia de trabajo con presidentes del grupo 77”, expresó el dignatario boliviano antes de entregar la presidencia del Grupo de los 77 más China (G77) a Sudáfrica.

Morales indicó que el G77 "hizo hincapié en que el problema de la desigualdad es más grave que nunca debido a la prevalencia de la riqueza extrema que se agrava por unos patrones de consumo y producción insostenibles principalmente por los países desarrollados".

Asimismo, el G77 "afirmó que el siglo 21 es el momento para que los países del sur desarrollen sus economías para los cumplimientos sociales respetando la naturaleza".

Se acordó que "la erradicación de la pobreza debe ser el objetivo central" del grupo de los 77 más China. De igual forma, el G77 "reconoció la importante función que deben desarrollar los Estados para que las personas tengan a acceso a los servicios básicos".

Reafirmó que el derecho de los pueblos y las naciones a la soberanía sobre sus riquezas y recursos naturales debe hacerse en función de su desarrollo.