A bordo de un vehículo Renault Clío, y tras haber robado una estación de servicio al norte de Francia, fueron vistos los dos sospechosos que aún están fugitivos del ataque al semanario francés Charlie Hebdo, informan medios de prensa internacionales.

El dueño de la estación de servicio los identificó porque iban fuertemente armados. La policía está cercando la frontera del país para identificar los dos últimos autores del atentado, los hermanos Kouachi de 32 y 33 años, quienes se dieron a la fuga luego de identificaran a tres de los implicados y que uno de ellos se entregó.

“Un empleado de una gasolinera vio a los hermanos en actitud sospechosa cuando de pronto asaltaron un expendio de comida en la estación de servicio, dijo el testigo que en la parte trasera del vehículo había armas de guerra”, precisó Montegaud.

Los hermanos, llamados Said y Chérif Kuachi, de 34 y 32 años, iban encapuchados y según los distintos medios, que citan fuentes de la investigación, portarían un Kalashnikov y un lanzacohetes.

El colaborador de teleSUR en Francia, Eduardo Febbro, detalló que los dos sospechosos fueron localizados gracias a una foto tomada en un peaje de tránsito cuando huían hacia el norte de París, que permitió saber de su paradero. "Hay mucha seguridad en las plazas e iglesias de las localidades cercanas a la estación de servicio de gasolina".

Las unidades de la policía y la gendarmería "se desplegaron para verificar objetivos en esa zona, donde quedó abandonado el automóvil utilizado por los dos sospechosos, identificados por un testigo".

La policía ha acordonado un área que incluye los principales caminos desde y hacia la capital del país, París y la frontera con Bélgica.

Más temprano, el primer ministro francés, Manuel Valls, anunció que varias personas fueron detenidas en las últimas horas.