A partir de este viernes, los diputados y diputadas de la Asamblea Nacional retomarán su trabajo parlamentario con la apertura de la XXXI legislatura, teniendo como prioridad la aprobación de una serie de préstamos y leyes de carácter social.

Los 92 diputados sostendrán una sesión de apertura el próximo viernes, y posteriormente la Junta Directiva se reunirá para
establecer los días que sesionará el plenario y las diferentes comisiones.

“Quedamos citados desde el año pasado para la sesión de apertura de la legislatura y de los plenarios para el viernes 9, es una sesión protocolaria, se abre la sesión, se cierra y posteriormente la junta directiva se va a reunir para establecer la agenda, el adémdum y las fechas en que vamos a sesionar, entiendo que estaríamos sesionando y abriendo el periodo legislativo en firme en la próxima semana”, mencionó el tercer secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro.

Una de las primeras leyes que serán priorizadas es la continuación en lo particular del Código de Procedimiento Civil, la Ley de Protección a las Personas Diabéticas, la Ley de Desechos Sólidos, tres préstamos de organismos internacionales, la Ley de Justicia Constitucional, lo Contencioso Administrativo y otras.

Navarro indicó que espera que este año la Junta Directiva aplique lo establecido en la ley orgánica de este poder del estado, en el sentido de multar o sancionar a aquellos diputados que sin justificación alguna, se ausentan de manera reiterada de sus labores.

Recordó que los pasados años, los legisladores del PLI-MRS se ausentaron de forma repetitiva a sus labores y en ninguna de ellas presentaron justificación, pero siempre cobraban entero su salario, tal y como si nunca abandonaron su puesto de trabajo.

“Desde el año pasado hemos venido aguantando a un montón de diputados que realmente no realizan su trabajo parlamentario y vienen a politiquear a los pasillos, no participan en el quehacer parlamentario y ni cumplen con su asistencia”, recordó el diputado liberal.

En la pasada legislatura, los diputados aprobaron 38 leyes y 19 convenios de crédito por un monto de 762 millones de dólares. El personal de apoyo y administrativo del parlamento retomó sus labores desde el pasado lunes.