Las grandes empresas que fabrican dispositivos electrónicos anunciaron que implementarán estrategias con los estudios de cine y productoras de televisión, así como con servicios vía internet, como Netflix, para que este año sea el que se marque como inicio de contenido masivo en UHD y así incentivar la venta de las pantallas con esa resolución.

La tecnología de ultraalta definición (UHD, por su sigla en inglés) no es nueva y se ha convertido en el estándar de los nuevos modelos de pantallas de televisión de prácticamente todas las grandes marcas.

Las pantallas UHD tienen una calidad de imagen cuatro veces superior a la generación anterior de alta definición completa (Full HD), por lo que los artefactos con esa resolución (2160 p) también son conocidos como 4K; sin embargo, el principal problema para que la gente adquiera esa tecnología ha sido la falta de contenidos que lo exploten.

La llamada UHD Alliance, dada a conocer durante el Consumer Electronics Show (CES) 2015 que se lleva a cabo en Las Vegas, Nevada, está conformada por compañías de electrónica como Samsung, LG, Sony, Panasonic y Sharp, con productoras de contenidos como Disney, Fox, Warner Bros, Netflix, DirecTV, Dolby y Technicolor.

Los fabricantes de pantallas se encargarán en conjunto con las productoras de crear estándares de calidad y un mayor número de contenidos en 4K, debido a que en 2014, con una modesta producción de videos en esa resolución, las ventas de esta tecnología lograron dispararse en los últimos meses de manera impresionante.

De acuerdo con la firma de investigación de mercados DisplaySearch, las compras de pantallas 4K en el último cuarto del año pasado subieron 500 por ciento, siendo Samsung la compañía con la mayor cantidad de televisiones UHD vendidas.

Por su parte, Netflix estuvo presente en las conferencias de prensa de LG, Sony y Samsung, donde ofreció en cada una de ellas crear un sistema de certificación de pantallas, mediante el cual las televisiones 4K tengan el aval de la empresa de contenidos vía internet como productos calibrados para tener la mejor experiencia de su material original.

El año pasado Netflix fue una de las pocas empresas que apostó por la generación de contenidos en UHD, como sus series originales House of Cards o MarcoPolo, esta última lanzada apenas hace un mes.

Con estos esfuerzos se espera que para 2016 el estándar de la mayoría de las televisiones en el mercado tengan ultraalta definición y, poco a poco, la adaptación de dicha tecnología se convierta en un estándar de calidad en la industria de series y películas.