El Ministro señaló que se han logrado tomar decisiones en consenso con los sectores productivos de lácteos de cara a no perjudicar el bolsillo de la población consumidora de leche y sus derivados.

“El consenso fue no incrementar precios, es una de las bases y la otra es pensar en desarrollo productivo y exportador del país. Las medidas que se adopten deben ir encaminadas a fortalecer ese proceso productivo y exportador del país para el futuro”, expresó.

Según Solórzano, Nicaragua poco a poco se ha ido convirtiendo en un país abastecedor de productos alimenticios y en el futuro el país pinolero debe posicionarse de una mejor manera en ese abastecimiento de productos alimenticios que necesita el mundo, ya sean lácteos u otros, lo que puede lograrse aprovechando la ventaja comparativa y competitiva de los mercados internacionales.

El funcionario explicó que el día sábado se le presentó una propuesta a los productores referente al tema estructural, con el cual se busca desarrollar la ganadería proveyendo de tecnología, biotecnología, normas de calidad, inocuidad de los alimentos y rendimientos para alcanzar mayores niveles de producción y lograr competir con aquellos países cuyo índice de producción ronda los 15 y 20 litros de leche por vaca.

Propuesta de importación de leche en polvo

“Lo que nosotros propusimos para resolver este problema que es temporal, es que realicemos importaciones de leche integra, descremada o semidescremada, pero en polvo. Se está proponiendo una línea que sea de consumo a precios bajos, que sea leche reconstituida. También otra importación que se puede hacer por la vía de ENABAS, que se distribuya en los barrios por los canales diferentes a los habituales de comercialización para abastecer a nuestro pueblo, entonces eso sería leche en polvo, la cual se puede licuar en la propia casa y no necesita refrigeración”, declaró el Ministro.

Solórzano aseveró que se hará un plan consensuado con los productores ganaderos, con los industrializadores y con el Gobierno, en el cual cada quien puede hacer su propio aporte y el aporte del Gobierno del Presidente Daniel Ortega sería la exoneración de impuestos por la importación de estos productos que actualmente pagan un 20% de derechos arancelarios.

“Lo que nos interesa a nosotros, principalmente es responder a las dos características del problema, en la parte de producción y exportación que continuemos produciendo y exportando […], pero no podemos dejar a nuestro pueblo desabastecido, nosotros tenemos la responsabilidad como Gobierno de abastecer a nuestro pueblo, así que viene la otra parte que para abastecer a nuestro pueblo se pueden hacer importaciones de leche integra, leche de primera calidad pero en polvo que se puede vender aquí reconstituida y en polvo, de acuerdo a la preferencia del consumidor. Entonces resolvemos el problema de abastecimiento temporal por un lado, y por otro lado resolvemos el problema de nuestro desarrollo que tenemos que producir y exportar más”, agregó.