El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, destacó hoy la importancia de la integración de América Latina y el Caribe y el acercamiento con China para "alcanzar la tan merecida segunda y definitiva independencia de nuestros pueblos".(

Durante una concurrida conferencia magistral en la Universidad Tsinghua titulada "La nueva economía ecuatoriana: un ejemplo de por qué el neoliberalismo es la vía equivocada", el mandatario expresó que la historia demuestra que para lograr justicia se requiere de la gestión colectiva.

Esa gestión colectiva, aclaró, debe contar con una adecuada e importante intervención del Estado "sobre todo para la correcta distribución del conocimiento y las capacidades".

Correa llegó el domingo a Beijing en la primera visita de un Presidente ecuatoriano a China, y fue recibido oficialmente hoy en el Gran Palacio del Pueblo por su anfitrión, el presidente Xi Jinping, con quien sostuvo conversaciones oficiales y asistió a la firma de acuerdos de cooperación.

Ante unos 400 alumnos e invitados en esta prestigiosa universidad china, el mandatario explicó las excelentes relaciones que unen a Ecuador con este país asiático, vínculos que acaban de ser elevados a una asociación estratégica integral.

A juicio del jefe de Estado sudamericano, los esfuerzos individuales de cada país serán insuficientes "si no potenciamos nuestras acciones de marcos institucionales más ambiciosos, con escalas más amplias, con el más integración entre países hermanosâ��".

Aseguró que como lo testimonian los logros alcanzados por la economía ecuatoriana "solo el cambio del poder político en función de las grandes mayorías puede garantizar la supremacía del ser humano sobre el capital y de la sociedad sobre los mercados".

Habló de la aspiración de conseguir el gran vivir, un anhelo de los pueblos originarios de vivir sin opulencia, pero sin miseria, en armonía con la naturaleza. Este es un precepto que se acerca mucho al que persigue China de conseguir una sociedad moderadamente acomodada, comentó.

El Presidente afirmó que para ello es necesario trabajar de conjunto y "por eso es un signo de esperanza este primer foro entre China y Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se inaugurará mañana en esta capital.

Correa insistió en que el gran desafío de la humanidad es el problema político, la supremacía de los seres humanos sobre el capital, la supremacía de las grandes mayorías sobre unas cuantas élites El problema básico del desarrollo es sobre todo político, aseveró.

Para ello, el presidente de Ecuador subrayó que es importante cambiar esas relaciones de poder.