Las familias católicas del municipio de Masaya celebraron la solemnidad de Epifanía de Nuestro Señor, mejor conocida como día de los Reyes Magos.

Para celebrar este día se celebró una Misa en la Iglesia de la Asunción y posteriormente se realizó un colorido desfile con pastores y la representación de los Reyes Magos, quienes repartieron golosinas entre los asistentes.

El mensaje del día de Reyes se centró en la Fe que las familias tienen en el niño recién nacido, pero también en el compromiso que los cristianos deben asumir para entregarse a Cristo, ofreciéndoles su corazón para que sea el señor el que llene de Paz y tranquilidad las vida de cada uno.

La estrella que los magos del oriente siguieron para descubrir al niño Jesús, sigue brillando en lo alto para que las personas y las naciones también descubran a Dios por medio de la fe. “La Fe debe brillar siempre en nuestras vidas, y siempre brilla para que nos pongamos en camino frente al Señor”, aseguró el sacerdote que ofició el servicio religioso.

Una vez finalizada la Eucaristía, diversos grupos culturales hicieron la representación de la visita de los Reyes Magos al Niño Dios.

Para las familias, la imagen del Niño Dios del Pueblo, ha sido un ícono que representa el acompañamiento de Jesús para con el pueblo en la experiencia de la Fe.

“Recordar lo que hicieron los Magos de Oriente, de acompañar a Jesús, de estar con Jesús, eso es lo que nosotros estamos llamados a vivir hoy en nuestra vida cristiana”, aseguró el párroco de la Asunción.

Reyes Magos peregrinan por Masaya

En horas de la noche inició el peregrinaje de los Reyes Magos por todos los templos de Masaya. El desfile es acompañado por niños y niñas vestidos de pastores y ángeles. La celebración de prolonga hasta las 3 de la madrugada del día siguiente, según comentan algunos fieles que año con año participan en la celebración.

“Para nosotros esto es muy bello, año con año vengo con mis nietos para que conozcan la historia de los Reyes Magos que llegaron de muy lejos para adorar al Niño Dios”, afirmó Felicita López.

“Así como los Reyes Magos llegaron con humildad para adorar al niño y ofrecerle regalos, nosotros debemos entregarnos a el y ofrecerle nuestro corazón y lo mejor de nuestras vidas para que nos llene de Paz”, agregó López.

Angélica Duarte opinó que es muy bonito que en Masaya se mantengan tradiciones como la de la celebración de los Reyes Magos. “Este es un día especial para los niños y para todas las familias, porque todos estamos pendientes del desfile de los Reyes Magos, siempre vengo con mis niños porque a ellos les gusta y también reciben sus caramelos”, explicó.

Cándida Pérez, es una abuelita que llegó con sus nietos al pase del Niño Dios. “Yo siempre he venido toda mi vida, desde que estaba muy pequeña mi madre me traía y yo traje a mis hijos y a mis nietos, estos muy contenta porque esta tradición se mantiene y los niños la disfrutan mucho”, comentó.

“Las familias le debemos pedir al Niño Dios mucha unidad, Paz y bendiciones para todos, salud, trabajo y Amor entre todos los seres humanos”, expresó doña Cándida.