Al menos 12 muertos, entre ellos dos policías, dejó hoy el ataque armado a la sede del semanario satírico francés “Charlie Hebdo”, reportó la Procuraduría de París.

El ataque ocurrió esta mañana en la sede de la revista ubicada en el distrito once de la capital francesa cuando un par de individuos penetró en la sede de la revista vestidos de negro y con pasamontañas.

Los dos individuos, armados con rifles automáticos kalasnikov dispararon en la sede de la revista con el resultado de al menos 11 muertos y 15 heridos, según datos preliminares.

“Ha sido una carnicería” comentó a la prensa un agente de policía.

Poco antes, el presidente francés, François Hollande, había confirmado once muertos, pero también se refirió a otras cuatro personas que estaban "entre la vida y la muerte".

Hollande, en el lugar de los hechos, afirmó ante los medios de comunicación que "no hay duda" de que se trata de "un atentado terrorista".

Dijo que es "un acto de barbarie contra un periódico, es decir contra la expresión de la libertad, un acto de barbarie contra periodistas que habían mostrado que podían actuar en Francia con la libertad que la República protege".

Recordó que "Charlie Hebdo" había recibido amenazas en varias ocasiones, después de publicar caricaturas de Mahoma, y que por eso estaba protegido.

Con este ataque, añadió, "tenemos que mostrar que somos un país unido" y "reaccionar con firmeza, pero también mostrar unidad nacional".

Señaló que a los autores "se les buscará tanto tiempo como sea necesario, se les llevará ante los jueces y serán condenados".

Hollande reconoció que "sabíamos que estábamos amenazados, como otros países del mundo", y que "se han desbaratado varios atentados terroristas en las últimas semanas"

Vinculó esas amenazas a que "somos un país de libertad" y puso el acento en que "nadie puede pensar que puede actuar en Francia contra los valores de la República".

Según el fiscal de París, François Moulins, hay en total una veintena de heridos.

El Plan Vigipirate para prevenir ataques terroristas se ha elevado a su máximo nivel, el de "alerta de atentados".

El jefe del Estado ha convocado a las 14.00 locales una reunión con los ministros con competencias en materia de seguridad.

Tras ese encuentro, Hollande se dirigirá a los franceses en un discurso solemne en televisión a las 20.00 horas local.