Las fuertes ráfagas de vientos registradas en nuestro país en las últimas horas ha ocasionado daños en los techos de las humildes viviendas de las familias del municipio de El Crucero, tomando en cuenta que este se ubica en una zona alta, lo cual da lugar a situaciones como estas, las que están siendo atendidas por las autoridades locales y la comunidad organizada.

Las viviendas en su mayoría construidas con techos de zinc, han sido abatidas por el viento, el cual ha alcanzado velocidades superiores a los 30 kilómetros por hora, superando así los registros de años anteriores.

“Todos estos días el viento ha estado muy fuerte, provocando que gran parte de nuestro techo se caiga, si bien cierto que nuestro techo no está en optimas condiciones, el viento a contribuido a que este se caiga, nosotros tomamos algunas medidas para evitar que esto suceda, colocando piedras y objetos pesados sobre él, pero ha sido imposible pues los vientos este año están más fuertes que en años anteriores” afirmó René Luna.

“El viento arrancó todas las láminas del techo y seguido las paredes de la casa se fueron desprendiendo, la verdad es que este año la situación está peor, los vientos son cada vez más fuertes y por eso tuvimos que dejar la casa para evitar incidentes mayores. Las autoridades han estado pendientes de nosotros y nos han apoyado en lo posible” dijo María Ramírez.

Las fuertes ráfagas también afectan la circulación vehicular, sobre todo en este sector donde un furgón que se dirigía hacia la frontera sur de nuestro país fue volcado por una ráfaga, ocasionándole daños en la cabina del auto motor.

“Voy viajando hacia Costa Rica y mientras pasaba por este sector el viento me arrastró el contenedor, traté de frenar pero fue imposible, me volqué a pesar de no venir a exceso de velocidad, creo que lo mejor es evitar hacer uso de esta vía en estos días porque realmente los vientos están fuertes y eso puede ocasionar hechos lamentables” afirmó Pedro Marchena, conductor.

Por su parte las autoridades locales y la comunidad organizada trabajan de forma inmediata para brindar acompañamiento a las familias que han resultado afectadas por los fuertes vientos, producto de la influencia de las altas presiones.

“Estamos todos trabajando y visitando a las familias en las comunidades en las que se reportan viviendas dañadas por los vientos, todas aquellas personas cuyos techos se han visto afectados, están siendo trasladados a albergues momentáneos, donde sus familiares. Los barrios Carlos Fonseca, Manuel Moya y Juan Dávila son los sitios donde se han presentado mayores afectaciones, sabemos que todos los años los vientos son fuertes en esta época sin embargo este año han sido más fuertes” concluyó Roberto Calderón, secretario político municipal.