Debido a los fuertes vientos que se registran en todo el país y particularmente en las aguas de los litorales del Caribe y Pacífico, la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua orientó la suspensión de las labores de pesca artesanal y el no zarpe de embarcaciones menores.

El capitán de fragata Mario López Martínez, Jefe de la Sección de Capitanía de Puerto de la Fuerza Naval, informó que las labores de pesca artesanal se mantienen suspendidas hasta nuevo aviso, dado los fuertes vientos de hasta 40 kilómetros por hora que se registran en el país y que originan olas de hasta 3 metros de altura en nuestros litorales.

Hasta el momento no se reportan ningún accidente en los mares y lagos producto de estos fuertes vientos.

En el caso de los lagos Xolotlán y Nicaragua, solamente se está autorizando zarpe de las grandes embarcaciones, principalmente los ferry que prestan servicio de transporte entre San Jorge y la Isla de Ometepe, siempre bajo la observación de la Fuerza Naval.

“Hacemos un llamado al sector turismo, al sector pesquero de todo tipo para que respetemos las medidas de seguridad y si se van hacer a la navegación que sea con la autorización de la Fuerza Naval, cumpliendo con la medida de chalecos salvavidas, aros salvavidas, que la comunicación la tengan en buen estado y la máquina de la embarcación estén en buen estado”, dijo López.

Actualmente en Caribe se encuentran atracadas en los puertos, unas 137 embarcaciones industriales y otras 41 están faenando en alta mar, pero están siendo monitoreadas por las autoridades navales. En relación al pacífico, López manifestó no se están autorizando zarpes mientras se mantengan la alerta por los fuertes vientos.

Funcionarios del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) en conferencia de prensa, señalaron que las condiciones climáticas no reportan mayores variantes, que continúan la influencia de altas presiones y los fuertes vientos.

De acuerdo a las estaciones meteorológicas, se registran vientos sostenidos de 28 kilómetros por hora y rachas por el orden de los 38 a 40 kilómetros por hora. Los especialistas de INETER recomendaron evitar la quema de maleza y tener precauciones de las embarcaciones menores, a fin de evitar accidentes que puedan afectar la integridad de las familias nicaragüenses.