El Instituto Nicaragüense de Energía (INE) a través de una nota de prensa, informó que durante el 2014 realizaron 2 mil 36 inspecciones a igual número de puestos de venta de gas licuado, medida que garantizó que los consumidores recibieran la cantidad exacta del producto pagado.

“La función reguladora del INE ha logrado disminuir la cantidad de surtidores de despacho de combustibles y cilindros de gas que se sirven con menos producto, obligando a que los licenciatarios de comercialización de hidrocarburos se preocupen por vender a la población la medida y peso exacto y cumplan con el precio oficial del gas licuado establecido por el Ente Regulador”, destaca la nota de prensa.

De igual manera el INE acuerdo a la información inspeccionó 409 estaciones de servicio de las marcas (UNO Petrol, DNP, Puma e Independientes) a nivel nacional, inspeccionando 4,511 pistolas de despacho para verificar la cantidad de combustible servido a los consumidores; encontrándose 30 surtidores (0.67%) fuera de la variación máxima permitida; a los licenciatarios de estas estaciones se les abrió proceso administrativo según los dispuesto en las leyes vigentes.

“El Ente Regulador también inspeccionó 2,036 puestos de ventas de Gas Licuado a nivel nacional para verificar el cumplimiento de las obligaciones establecidas en la Normativa de Multas y Sanciones en la Comercialización de GLP envasado, entre ellas que los cilindros de gas tengan el peso exacto y se venda al precio oficial establecido por el INE”, refiere la información.

En estos puestos los técnicos de Hidrocarburos examinaron 3,880 cilindros de las empresas envasadoras Tropigas, Zetagas, Pumagas y Petrogas, encontrando al momento de la inspección 859 cilindros (22.14%) bajos de peso de las cuatro marcas que operan en el país.

El INE encontró méritos para abrirle proceso administrativo a 38 puestos de ventas de gas de las cuatro marcas por reincidir en el incumplimiento de sus obligaciones, como no poseer licencia de comercialización de GLP, alterar el precio oficial afectando el bolsillo de los consumidores, no brindar el peso exacto e incumplir con otras vinculadas a la seguridad del local.

También se amonestaron a 846 distribuidores de GLP que por primera vez incumplían con estas obligaciones, a quienes se les determinará su responsabilidad de acuerdo a las leyes vigentes.

Además, el INE realizó inspección a las plantas envasadoras de gas ubicadas en Managua, Jinotepe, Granada, León, Chinandega, Rivas, Estelí, Matagalpa y Juigalpa para verificar el mantenimiento de los cilindros con el fin de reducir accidentes que ponen en peligro la vida de las personas y el medio ambiente, sacando del mercado 1,404 cilindros que incumplían las normas de fabricación, ordenando el INE su inmediata destrucción.

Mientras que en los camiones de repartos que estaban llenando en estas plantas al momento de la inspección, se analizaron 64,112 cilindros, encontrándose 4,842 en mal estado (7.6%) por presentar daños como fuga por la válvula, base desprendida, abolladuras, corrosión excesiva, mala aplicación del sello, pintura y soldadura en mal estado; siendo retirados para su debido mantenimiento.

Estas inspecciones se hicieron de enero a noviembre de 2014 como parte del trabajo regulador que realiza el INE por mandato de Ley a través de los 51 planes operativos que se ejecutaron a nivel nacional durante este periodo, cumpliendo así con su principal misión de velar por el derecho que tienen los consumidores a que se les brinde la cantidad y calidad exacta de carburantes.