A pesar de que en el 2014 los nicaragüenses fueron presas de un nuevo virus: la fiebre Chikungunya, las estadísticas del Ministerio de Salud (Minsa) indican que el año pasado las distintas epidemias registraron menos casos que en el 2013.

De acuerdo al Director de Vigilancia para la Salud del Minsa, doctor Carlos Sáenz, en el 2014 hubo un 57% de disminución en leptospira, al registrarse 158 casos en comparación con los 367 registrados en 2013. Los departamentos más afectados fueron Managua, León, Chontales, Zelaya Central, Boaco y Jinotega.

En malaria hubo 1 mil 44 casos, es decir, un 7% de menos que el año anterior. El doctor Sáenz, recuerda que esto es un gran logro si se compara con los más de 70 mil casos que se registraban en año anteriores. Con esto, lo que busca el gobierno es erradicar esta enfermedad, la cual se concentra sobre todo en la Costa Atlántica y en Chinandega.

En cuanto a la diarrea el Minsa reporta un menos 5% de casos y un menos 57% de muertos. Ello se ha debido a las medidas preventivas como las jornadas de vacunación que periódicamente se aplica a la niñez.

La neumonía por su parte registró un 23% de reducción de casos y un 22% de reducción en muertes. El doctor Sáenz explica que para combatir la neumonía ha sido de vital importancia la aplicación de la vacuna neumococo y contra la influenza.

Respecto a esta última enfermedad, en el 2014 la influenza H1N1 registró solamente 11 casos. Es decir, hubo una disminución del 97% si se compara con los 352 registrados en el 2013. En cuanto a la influenza H3N2 la disminución de casos fue de un 23%.

Dengue y chikungunya

El Minsa está trabajando actualmente en un plan epidemiológico a desarrollar durante la temporada de verano, sobre todo para luchar contra enfermedades como el dengue y el chikungunya.

Respecto al chikungunya, el Ministerio registra hasta la fecha 2 mil 562 casos, no obstante, señala que hay una marcada tendencia a la baja.

En el dengue los registros indican 1 mil 905 casos en 2014, para una disminución del 79% en relación al período anterior.

Ello se ha debido principalmente al trabajo conjunto entre los brigadistas del Minsa, los Gabinetes de la Familia y la Promotoría Solidaria para desarrollar acciones contra el Aedes Aegyti, vector transmisor tanto del dengue como del chikungunya.

El Director de Vigilancia para la Salud, subraya que gracias a este trabajo se ha logrado abatizar más de 8 millones de viviendas y más de 39 millones de recipientes, a lo que hay que sumar la eliminación de más de 52 millones de recipientes o trastos viejos donde puede prosperar el mosquito. Durante estas jornadas se han fumigado también más de 9 millones de viviendas.

Para el 2015, de acuerdo al doctor Sáenz, el objetivo es intensificar aún más esta lucha siempre con la debida articulación comunitaria.