Nicaragua avanza con paso firme en la transformación de su Matriz Energética, superando de esta manera las expectativas propuestas por el Buen Gobierno Sandinista, lo cual ha garantizado que cada vez sean más las zonas de nuestro país que cuentan con un servicio de calidad, con electricidad generada a partir de nuestros recursos renovables.

En el 2014 el Gobierno Sandinista logró una generación de 47.57% a través del uso de recursos no renovables, cifra que fue superada por un 52.43% de energía generada con fuentes renovables, lo cual evidencia que en Nicaragua el uso y generación de energía a través de Plantas Hidroeléctricas, Biomasa, Eólica y Geotérmicas, han brindado grandes beneficios al país tomando en cuenta que la energía eléctrica es fundamental para el desarrollo.

“Nuestro país es muy rico en recursos renovables y se ha demostrado con lo que hemos venido realizando en estos años, desde 2007 hasta 2014, sin embargo seguimos con el esfuerzo de transformación de la Matriz Energética. Los recursos renovables con los que contamos en la parte Hidroeléctrica contribuyeron con el 9.66%, la Geotérmica con el 15.25%, Biomasa con 6.81, la Eólica con 20.72%, siendo esta la más alta, lo cual permitió una generación de 4,024,662.16 MWH”, detalló el titular del Ministerio de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli.

Las autoridades nacionales trabajan continuamente en mejorar las condiciones de generación eléctrica, para ello unen esfuerzos en la realización de un Plan de Expansión 2014-2028, el cual irá desarrollándose de manera coordinada con otras instituciones a fines a este rubro, tomando en cuenta que la generación de energía debe ir ligada a la distribución adecuada de la misma.

“Toda la energía y potencia que sale de las plantas generadoras se mueven a través de las líneas de transmisión, por ello el Plan de Expansión que se desarrollará a través de la Empresa Nicaragüense de Transmisión Eléctrica (ENATREL) es importante para hacer realidad la transformación de la energía. Una vez desarrollado el plan, lograremos superar el 80.42% registrado en el 2014 en cuanto a distribución de la energía con un 85% en el 2015” destacó Rappaccioli.

Así mismo, se refirió a las proyecciones para los próximos años “Nosotros esperamos que para el 2015 alcanzar una transformación en la Matriz Energética de un 53.99%, en el 2016 un 64% hasta llegar al año 2020 con un 86%. El factor principal que contribuirá al crecimiento sustantivo es el proyecto Tumarín el cual generará 253 MWH, tomando en cuenta que a finales del 2019 estará por concluido, teniendo un efecto principal en el porcentaje de generación de energía renovable, subiendo en 2020 a un 90%” afirmó.

La transformación de la Matriz Energética ha permito a lo largo de estos años el desarrollo de grandes proyectos a nivel nacional, así como la garantía del servicio eléctrico domiciliar, facilitando de esta manera el desarrollo de las familias de los barrios y comunidades, acción que es destacada por los usuarios.

La energía eléctrica domiciliar se ha extendido en a través de los componentes de normalización del servicio y la instalación del mismo, acciones que ha efectuado el gobierno a través de Enatrel, alcanzando de esta manera el 84.42% de comunidades electrificadas, permitiendo así, una mejor calidad de vida de los protagonistas de la restitución de derechos.

“Hacer un buen uso de la energía es responsabilidad de todos, ahora que contamos con un buen servicio de energía debemos utilizarla de forma adecuada, evitando de esta manera los altos precios es las facturas, la verdad es que toda la comunidad está contenta de ser escuchados, pues la energía eléctrica era una de nuestras mayores demandas” destacó Miguel Borge, poblador del barrio Alexis Arguello.

“Ahora que tenemos una energía de calidad, con líneas adecuadas, ya no tenemos que preocuparnos como antes, porque meses atrás la luz se iba a cada rato, varias veces se dañaron los aparatos y corríamos el riesgo de un incendio, sin embargo hoy estamos contentos y agradecidos” concluyó Yamileth Quintanilla, pobladora del barrio el Porvenir.