El sacerdote Rodolfo José López celebró junto a centenares de fieles católicos, que se congregaron la mañana de este domingo 4 de enero en la Catedral Metropolitana, la homilía que anunció el mensaje del año nuevo 2015.

Al oficiar la misa recordó que la navidad no ha terminado y "apenas empezó el 25 de diciembre y estamos en este tiempo en el que nosotros celebramos la encarnación de Dos, porque Dios se hizo hombre por nosotros para nuestra salvación y continúa, no se ha terminado”.

El religioso recordó que se inicia con Solemnidad de la Epifanía del Señor, la manifestación de los tres Reyes Magos que llegan a ofrecer regalos al Niños Dios.

Durante la homilía, López afirmó que “ha empezado el año y estamos con esa alegría pidiéndole al Señor por un nuevo año de mucha bendición para nosotros”.

El sacerdote propuso a los fieles católicos presentes, que en este nuevo año el propósito sea pedirle a el Señor vivir el cristianismo a plenitud, siguiendo los mandamientos de Dios en todas las circunstancias de la vida de las familias nicaragüenses.

“Pidámosle siempre que en este camino de perfección de vida estemos acompañados de Jesús, hacia la santidad, la vida eterna, pidiendo que la gracia esté siempre con él y nunca separados de Dios”.

“Tenemos tres soluciones que pedirle al señor y son: tener, hacer y proyectar para nuestras vidas. Les digo que traten de hacer cosas hermosas que los acerquen a Dios”.

Externó que cada necesidad del pueblo que sea pedida al Niño Dios, el señor se las va conceder siempre que se haga con fe.

“Cosas que nos acerquen más al señor, a vivir con intensidad nuestro cristianismo, vivirla con una fe verdadera no quedarnos como cristianos del “Montón”, concluyó.