Las autoridades mexicanas rescataron este viernes a dos hermanas que permanecieron encerradas durante 30 años en un cuarto debido a una supuesta combinación de esquizofrenia, marginación y miedo a un cártel de drogas.

El rescate ocurrió el pasado 30 de diciembre en su residencia ubicada en el estado Chihuahaua (norte de México) y fueron trasladadas al hospital con graves problemas mentales y físicos.

Francisca y Luz Ofelia fueron sacadas de un cuatro en su casa ubicada en la comunidad de Bufalo, luego de que Gilberto García Mendoza, alcalde de Allende denunciara su cautiverio.

"Olía el cuarto porque no se habían bañado en años y las dos mujeres estaba cubiertas solamente con una cobija (manta)", añadió el funcionario de la Cedh.

Las mujeres sufren de diversas infecciones y una de ellas tuvo que ser atendida de emergencia por presentar llagas en varias partes del cuerpo.

Tras ser rescatadas las autoridades intentaron hablar con los vecinos pero estos se negaron a hablar del caso.

La casa de las dos mujeres se encuentra en un lugar que “prevalece la ignorancia y donde hace tres décadas se extendió “un rumor de que los narcotraficantes locales iban a robar a los niños y las niñas”.