El proyecto de electrificación rural que inició hace un año aproximadamente, movilizó las energías y recursos no solo del gobierno central, que puso 600 mil dólares de fondos propios de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), sino también el esfuerzo de productores de comarcas como Las Cañas, Nueva Luz, Nawawás y El Ayote para llevar la electricidad hasta el municipio.

Hasta hace algunos días, el Ayote tenía electricidad con el funcionamiento de una planta que generaba energía en base a quemar combustible ahora está interconectada a una red de mini centrales hidroeléctricas cuya construcción ha venido siendo impulsada por el gobierno sandinista del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

Halleslevens, que fue comisionado por el Presidente Ortega para asistir a la inauguración del proyecto, llegó hasta la alejada comunidad de Las Cañas, en donde fue realizado el evento que llevó la energía eléctrica a más de mil 400 familias productoras.

Al respecto el vicepresidente, general Omar Halleslevens destacó que el sandinismo, como gobierno, ha venido haciendo mucho en carreteras, en electrificación rural en distintas zonas del país, sin embargo añadió que aún falta un buen trecho que recorrer.   

“Sin embargo existe la voluntad de parte del gobierno de continuar llevando a cada uno de los espacios de nuestro territorio esas posibilidades  que conlleva con ello la posibilidad de desarrollarnos”, manifestó el vicepresidente, quien a su vez destacó como elementos de suma importancia para el desarrollo, la realización de carreteras y la electrificación.

En la búsqueda del desarrollo


Para el vicemandatario, el país que no esté haciendo un esfuerzo en desarrollar la electrificación, tampoco puede estar diciendo que va en la búsqueda del desarrollo, al tiempo que también mencionó como sumamente importante en esa vía a los programas de educación y salud, como elementos importantes para contribuir al desarrollo.

En ese sentido manifestó que hay un esfuerzo conjunto entre el gobierno central y familias productoras como las que trabajaron para hacer realidad el proyecto de electrificación rural en el municipio de El Ayote.

Recordó que hoy para las mil 400 familias que se están beneficiando con la electrificación rural en el municipio de El Ayote, se abren otras posibilidades al tener energía eléctrica, como el hecho de poder tener picadoras eléctricas de pasto para alimentar al ganado, poder ver televisión, poder tener computadoras, entre otras cosas que son sumamente importantes para el desarrollo del país.

Un esfuerzo con tres bueyes

En ese sentido explicó que él se sumaba a la alegría de las familias de El Ayote, que a su vez están buscando el desarrollo a través de tener un gobierno municipal que sea apoyado por el pueblo trabajador y en ese sentido menciono al productor Erasmo Reyes, quien está siendo lanzado a ese cargo por los productores de la zona.

Destacó el vicepresidente que seguramente si el productor Erasmo Reyes llega a la alcaldía de El Ayote, esa municipalidad podrá tener un módulo de construcción de caminos o carreteras, al tiempo que podrá llevar a cabo paulatinamente otros proyectos de desarrollo.

Entre tanto el productor Erasmo Reyes dijo que se requiere tener un gobierno municipal que desee enyuntarse con el gobierno central, presidido por el Comandante Daniel Ortega y con los productores para llevar a cabo obras de progreso a El Ayote.

Reyes dijo que si hay el esfuerzo conjunto de tres bueyes, pueden hacer todo lo que quieran y en ese sentido añadió que desea llegar hasta la silla edilicia para que, junto con un equipo de productores, se pueden adelantar el progreso para El Ayote.

Por su lado Máximo Eugenio Icabalceta, otro productor, recordó que con la inversión de ENEL y el trabajo de los productores trasladando postes y alambres eléctricos se logró  llevar la energía hasta las comarcas de Nueva Luz, Nawawas, Las Cañas y El Ayote, mientras que Guillermo Díaz Urbina, dio gracias a Dios por el proyecto que el realizado por medio de hombres que impulsan los trabajos para ayudar a los más pobres.