El presidente de México, Enrique Peña Nieto y su homólogo estadounidense, Barack Obama se reunirán la semana próxima en Washington para discutir sobre la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, ocurrida el pasado 26 de septiembre en el estado de Guerrero, al sur del país.

Dicha información fue señalada por el subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Sergio Alcocer, quien detalló en rueda de prensa que el encuentro se realizará entre el 5 y 6 de enero; cuando conversarán de temas como migración, seguridad y economía.

De acuerdo a lo señalado por el funcionario Peña Nieto agradecerá a EE.UU. la colaboración del FBI en la búsqueda de los 42 jóvenes que llevan más de tres meses desaparecidos y han generado numerosas protestas contra el Gobierno nacional en demanda de su aparición con vida.

Alcocer subrayó que "el Gobierno mexicano está molesto, indignado por lo sucedido en Ayotzinapa, algo calificado de barbarie, y hemos contado con la cooperación de países como Austria y Argentina, además de ofrecimientos de otros como Chile y Estados Unidos, que agradecemos".

Pese a las declaraciones del Ejecutivo nacional los actos de repudio contra Peña Nieto han aumentado en los últimos días. Durante la primera visita del mandatario nacional este viernes al estado de Oaxaca (sur), se registraron choques entre maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE) y efectivos de la Policía Federal, que emplearon gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

La visita de Peña Nieto a Oaxaca estaba enmarcada en el inicio de operaciones del transporte de gas natural a la refiniría Antonio Dovalí Jaime del puerto de Salina Cruz y la construcción de la flota menor de el estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Migración

Se espera que durante la reunión jefe de Estado mexicano transmita a Obama su impresión sobre las acciones implementadas desde el pasado 20 de noviembre debido al aumento de medidas para evitar el ingreso de unos once millones de migrantes a EE.UU.

Alcocer indicó que México está dispuesta a dar apoyo a los migrantes mexicanos que pretendan ceñirse a las medidas de Obama, y a su vez, debatirán sobre el patrullaje fronterizo.