Miles de familias capitalinas y de todo el país se dieron citas en las diferentes playas del pacífico, para disfrutar y celebrar el primer día del año nuevo 2015.

En un recorrido por los balnearios populares de Pochomil y Masachapa, del departamento de Managua, se constató la masiva asistencia de vacacionistas que se deleitaron en las refrescantes aguas del pacífico.

Las familias lograron disfrutar de una jornada intensa de celebraciones que culminarán el próximo fin de semana. Este primero de enero las playas lucieron limpias y seguras gracias a la asistencia que el Gobierno Sandinista garantiza en los centros turísticos del país.

Además se notó la presencia de la Policía Nacional resguardando las principales vías de comunicación, así como de rescatistas de la Cruz Roja, que custodian la seguridad de las familias.

Heidi Bejarano, que se encontraba disfrutando en Pochomil, comentó que todos los primero de enero se reúnen con su familia en ese balneario para darse un chapuzón y pasarla bien.

Bejarano expresó que se siente a gusto con su familia recibiendo el año nuevo en la playa. “Hemos visto que el gobierno está haciendo una gran labor en el mantenimiento de las playas, se mira mucha limpieza y mucha seguridad”, indicó.

Doña Isabel Silva, también decidió que este primero de enero lo más rico sería pasarlo en la playa con la familia. Ella explicó que año con año la familia vacacionar en Pochomil.

“Vengo de Managua y ando con toda la familia, la playa esta bonita, ordena, todo limpio y estamos felices. Todos los años venimos a pasar felices aquí. Estoy comiendo un rellenito que hizo el ex cuñado de mi hija, le quedó muy rico”, comentó.

Este primero de enero miembros de muchas congregaciones religiosas realizan convivencias en la playa. Jeaneth López, miembro de una hermandad religiosa, comentó que llegaron a la playa para disfrutar un rato y compartir entre los hermanos.

“Yo ando con mi hijo, mi esposo y los hermanos de la iglesia. La estamos pasando muy bien, vemos que todo está bellísimo aquí”, aseguró.

Mario Delgado, quien andaba disfrutando los últimos días de vacaciones con su familia, comentó que después de un año de arduo trabajo, el primero de enero se aprovecha para relajarse, distraerse y recargar las baterías para iniciar un año nuevo con mucha fortaleza.

“Estamos disfrutando en paz, tranquilidad, no hay peligro de ninguna clase y todos los años venimos aquí por eso”, dijo Mario.

Beatriz Zapata, nicaragüense radicada en La Florida, Estados Unidos, dijo que es primera vez que pasa el año nuevo en una playa nicaragüense.

“Todo está muy bonito, desde anoche estamos aquí, la seguridad es muy buena, y la estamos pasando bien, se lo recomiendo a todos los extranjeros”, manifestó la joven.

Armengol Alvarado, jefe de playa, de la Cruz Roja en Pochomil, indicó que al menos 33 socorristas entre primeros auxilios y guardavidas, están resguardando la seguridad de las familias en esa playa.

Comentó que la Cruz Roja ha realizado un trabajo preventivo que ha sido efectivo y por eso no se reportaban mayores incidencias al inicio del primero de enero.

Alvarado recomendó a las familias que estarán visitando los destinos de playa, que tengan mucho cuidado con los niños, además de no ingerir licor y meterse a nadar, así como respetar los límites de playa establecidos.

Otros balnearios donde destacó la masiva llegada de familias para disfrutar de la tranquilidad en el inicio del año nuevo fueron Xiloá y Masachapa.