Arsenal, Liverpool y Manchester City iniciaron el 2015 con parecidas malas actuaciones. Sólo el City, campeón defensor, tuvo la capacidad para recuperarse y ponerse en camino de revalidar el título.

El elemento de calidad fue aportado por Frank Lampard, quien aseguró el segundo sitio de la Liga Premier para el City al anotar el tercer gol con el que se impusieron 3-2 al Sunderland para evitar un segundo empate 2-2 con un equipo de la parta baja de la clasificación en una semana.

También mostró lo importante que fue para la escuadra amarrar a Lampard hasta el fin del torneo en lugar de devolverlo a su escuadra filial en Nueva York para el inicio de la campaña de la MLS en marzo.

El campeón defensor desperdició una ventaja de 2-0 y el veterano de 36 años Lampard evitó la vergüenza del City con un gol a los 73 minutos.

El ex mediocampista del Chelsea alcanzó el cuarto sitio en la tabla de goleadores de todos los tiempos en la Liga Premier al conquistar su anotación número.

Arsenal y Liverpool compiten y tienen problemas, para colocarse entre los primeros cuatro equipos de la liga. Southampton sigue en cuarto tras vencer 2-0 al Arsenal y Liverpool desperdició una ventaja de 2-0 para empatar 2-2 con el sotanero Leicester.

En Stoke, el atacante colombiano del Manchester United Radamel Falcao rescató a su equipo al marcar el gol del empate 1-1 ante el Stoke el jueves, lo que permite a su escuadra mantener su racha de 10 partidos invictos en la Liga Premier.

Aunque el United sólo ha conseguido cinco puntos en los tres partidos de la congestionada jornada de fin de año el equipo de Louis van Gaal sigue en tercer sitio de la tabla.

Ryan Shawcross sorprendió al United al marcar contra su antiguo equipo a los 2 minutos de juego pero Falcao logró la igualada a los 26, su tercer tanto con el Man United desde que llegó a préstamo del Mónaco en septiembre.

Mame Biram Diouf, quien sólo pudo anotar un gol en dos años y medio en el United, desperdició una gran oportunidad para poner 2-0 al Stoke tras un error del central Jonny Evans.

Pese a la nómina de estrellas en el ataque que incluye a Wayne Rooney, Falcao, Juan Mata y Robin van Persie, el Manchester rara vez lució amenazador al ataque.