Este jueves se llevan a cabo en Brasil los actos de la toma de posesión de la presidenta Dilma Rousseff, reelecta el pasado 26 de octubre para su segundo mandato.

La jefa de Estado se presentó a las 14H45 hora local (16H45 GMT) ante centenares de brasileños que estaban congregados en la Plaza de los Tres Poderes en Brasilia (capital), quienes expresaron su apoyo a la Presidenta reelecta.

Militantes del Partido de los Trabajadores (PT), movimientos sociales, de trabajadores y feministas han manifestado su apoyo a la nueva gestión que emprenderá la dignataria para que continúen los programas de beneficio para la población.

A partir de este jueves, 1 de enero de 2015, inicia el segundo mandato de Rousseff que gobernará Brasil tras ganar las elecciones presidencial en segunda vuelta electoral con más de 51 por ciento de los votos.

El desfile de cortejo presidencial de Rousseff salió de la Catedral Metropolitana de la ciudad capital hasta el Congreso Nacional.

"Este proyecto social le pertenece al pueblo"

Rousseff, durante su discurso en la ceremonia de toma de posesión de este jueves, aseguró que en su segunda gestión mantendrá el proyecto de inclusión social que impulsó regido por los intereses del pueblo brasileño.

"Vuelvo con el alma llena de alegría y de esperanza (...) por haber vencido los desafíos y honrar el nombre de las mujeres brasileñas que ocupan el puesto más alto de la nación encarnadas en mí", expresó.

Indicó que rescataron a 22 millones de brasileños de la pobreza en su primera gestión, así como también otros logros destacables en materia de economía. "Nunca tantos brasileños se volvieron dueños de sus propias casas", precisó.

El norte del Gobierno, destacó, es orientar a las familias brasileñas a buscar un futuro mejor para sus hijos. Por ello, enfocará su segundo período en ofrecer esperanza a "un pueblo que quiso que nos quedáramos".

También recordó que la palabra más repetida en su campaña electoral fue cambio, porque el pueblo brasileño quiere cambios, necesidad que coincide con los intereses de la mandataria.

"Esta es una ceremonia de ampliación y ratificación de los compromisos (...) insisto en renovar mi compromiso con la Constitución, las leyes y los derechos democráticos", expresó la presidenta reelecta para el período 2015-2019.

Asimismo, aseguró que cuenta con el apoyo de todos los integrantes del Gobierno, del Partido de los Trabajadores (su cúpula política), de las instituciones públicas y del pueblo para continuar forjando bases sólidas por el progreso de Brasil.

Lucha contra la pobreza

En la perspectiva económica, la jefa de Estado destacó los logros de la economía de Brasil durante su gestión, basados en un modelo social que fusiona la inversión pública y privada para convertir a Brasil en una referencia de tecnología.

Aclaró además que la inversión social y la economía no son enemigos, sino que son políticas que se aplican para beneficiar al pueblo.

"Vamos a acabar con los mecanismos tributarios que impiden el crecimiento de las empresas y priorizaremos el desarrollo de la ciencia, tecnología e innovación", apuntó, por un Brasil más productivo.

Para este 2015, tiene previsto impulsar el Programa de Aceleración de Crecimiento (PAC) con la implantación de logística e infraestructura social y urbana combinando la inversión pública y privada.

Se espera la continuación del modelo de entrega de concesiones, que hasta la fecha se ha centrado en otorgar soporte para la construcción de aeropuertos, carreteras y terminales privados.